Condenado a hacer cursos de derechos humanos el joven que propinó una patada a una mujer en Barcelona

Tanto el joven como un amigo que grabó la agresión deberán realizar estos cursos

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Mario García Montealegre, vecino de Talavera de la Reina (Toledo), y su amigo Álvaro Gragera, de Huelva, deberán realizar cursos sobre derechos humanos después de haber propinado el primero y grabado el segundo una brutal patada a una mujer de 48 años en plena calle de Barcelona en 2015.

El Juzgado de lo Penal número 25 de Barcelona ha impuesto este miércoles esta pena a ambos jóvenes, que también han sido condenados a un año y medio y un año de prisión, respectivamente, condenas que han sido suspendidas bajo la condición de no reincidir.

En concreto, Mario y Álvaro, condenados por los delitos contra la integridad moral y lesiones, deberán recibir un curso sobre diversidad de género y otro acerca de prevención de comportamientos violentos con el fin de que sean conscientes de lo que hicieron y no vuelvan a repetirlo. Además, ninguno de los dos podrán acercarse a la víctima a menos de un kilómetro de distancia ni podrán comunicarse por ella vía telefónica o a través de las redes sociales.

Las condenas han sido pactadas por los dos abogados de la defensa con la acusación particular, la fiscalía y las acusaciones populares ejercidas por la Asociación Nacional de Afectados por Internet y Nuevas Tecnologías y la asociación Dones Juristes. Al mismo tiempo, Mario y Álvaro han reconocido durante la vista la autoría de los hechos que se les imputaban y, además de aceptar las condenas, han dado su conformidad a indemnizar a la mujer agredida con 48.000 euros por las lesiones sufridas y los daños morales causados. Ésta, por su parte, ya no tendrá que soportar ver el vídeo de la agresión en las redes sociales pues la jueza que ha dictado sentencia ha ordenado su retirada de estas redes y de Internet.

Patada al tobillo

Los hechos ocurrieron el 22 de febrero de 2015. Ese día, cuando eran las 6 de la madrugada, Mario se acercó a una mujer que esperaba a cruzar en un paso de peatones en la avenida Diagonal y, después de iniciar una breve carrera, le propinó una fuerte patada en el tobillo que hizo que la mujer cayera de espaldas. Una brutal agresión que su amigo Álvaro grabó durante 30 segundos con un teléfono móvil mientras se reía de la escena para difundirla después en internet.

La difusión del vídeo causó un gran impacto en las redes sociales y motivó el inicio de una investigación por parte de la Policía. Finalmente, Mario se entregó días después en la Comisaría de la Policía Nacional de Talavera de la Reina donde relató lo ocurrido y fue imputado por un delito de vejaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos