El Congreso aprueba la comisión de diálogo propuesta por el PSOE para encauzar la crisis catalana

Margarita Robles y Rafael Hernando, portavoces del PSOE y el PP en el Congreso./Zipi (Efe)
Margarita Robles y Rafael Hernando, portavoces del PSOE y el PP en el Congreso. / Zipi (Efe)

Los trabajos empezarán ya después del 1 de octubre aunque no hay una fecha fijada para su constitución

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

Ni siquiera ha esperado a la semana que viene, como estaba previsto. Un día después de las detenciones de altos cargos de la Generalitat encargados del operativo del 1 de octubre, la Mesa de la Cámara baja ha decidido aprobar la creación de la comisión estudio propuesta por el PSOE para tratar de encauzar la crisis territorial. Oficialmente, este órgano tendrá por objeto la evaluación y modernización del modelo autonómico, una tarea para la que se contará con aportaciones de estudiosos y expertos en la materia. Sin embargo, la portavoz socialista, Margarita Robles, ha admitido que “el foco fundamental” será Cataluña.

Robles ha defendido que con este movimiento la mayoría del Parlamento hace una “apuesta por el diálogo”. No todos los partidos estaban a favor de constituir esta mesa. Ciudadanos, de hecho, se ha mostrado especialmente crítico con ella y argumenta que no hay nada que hablar con quienes están dando un “golpe a la democracia”. También Esquerra Republicana de Catalunya la ha despreciado. Sin embargo, cuenta con el aval de fuerzas tan dispares como el Partido Popular, Unidos Podemos, el PNV y el PDeCAT, lo que es todo un éxito para el principal partido de la oposición.

Los socialistas ya pidieron abrir un foro de este tipo en enero de 2013. El entonces secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, remitió una carta al presidente del Congreso, Jesús Posada, para solicitarlo formalmente y el veterano político popular saludó la iniciativa, pero Mariano Rajoy acabó desdeñándola. Por eso ahora el PSOE cree haber puesto una pica en Flandes, aunque sea tarde y en un contexto mucho más complicado. “Lo hemos venido diciendo –ha revindicado la diputada del PSC, Meritxell Batet-, la única alternativa al choque de trenes es la palabra, es hacer política. La vulneración del marco legal sólo nos conduce al abismo pero dejarlo todo a la respuesta jurídica tampoco es la vía”.

En principio no hay fecha fijada para el comienzo de los debates. Las formaciones tienen que designar ahora a sus representantes y habrá que elegir un presidente. Conforme a la composición de la Cámara, al PP le corresponderán 14 asientos; al PSOE, 9; a Podemos, 7; a Ciudadanos, 3; al PNV, 1, ERC, 1 y el Grupo Mixto (del que forman parte el PDeCAT, Bildu, Compromís y Coalición Canarias, entre otros), 2. Está por ver lo que hacen ERC y el parido de Albert Rivera, pero los socialistas dan por hecho que, una vez puesto en marcha el diálogo, se subirán al carro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos