La autopsia confirma que el menor fallecido en Melilla no recibió una paliza

El joven padecía una hipertrofia ventricular que le provocaba arritmias, según el consejero de Bienestar Social de Melilla

EFEMelilla

La autopsia realizada al menor extranjero no acompañado fallecido en Melilla en diciembre ha revelado que la causa de la muerte no fue una paliza y que el joven padecía una hipertrofia ventricular que le provocaba arritmias, según el consejero de Bienestar Social de Melilla, Daniel Ventura.

En rueda de prensa, Ventura ha asegurado que en este asunto de la muerte del menor se han vivido "dos meses francamente duros" y que ha habido gente "que se ha columpiado mucho"cuando se aseguró, por parte de la ONG Prodein que la causa fue una paliza.

El consejero ha explicado que en la autopsia "no aparece que el fallecimiento haya sido como consecuencia de ningún golpe sino que padecía una miocardipatía hipertrófica obstructiva que produce arritmias malignas con cualquier esfuerzo y de ahí la parada y la muerte".

Dado que el informe patológico demuestra que "no hubo paliza, sino que padecía una hipertrofia ventricular", Ventura ha anunciado la interposición de querellas criminales contra quienes "han hablado alegremente y utilizado de forma maligna esta cuestión para hacer política; y espero que salgan a pedir perdón".

Considera que se realizaron acusaciones "muy graves" contra la Ciudad Autónoma y los trabajadores del centro de reforma donde estaba internado el joven y espera que a través de la vía judicial, esas voces rectifiquen.

Como ejemplo ha señalado a la ONG Prodein, que fue quien habló en primer lugar de paliza; la eurodiputada Marina Albiol que "ratificó las palabras de José Palazón (presidente de Prodein)"; Ciudadanos Melilla que dijo que el menor murió "por una agresión", y Coalición por Melilla que "ha dicho que los menores están en peligro de muerte"; cuestiones que Ventura llevará a los servicios jurídicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos