Anna Gabriel anuncia que se queda en Suiza y no acudirá al Supremo

La exdiputada de la CUP Anna Gabriel. / AFP

Pide investigar «al Estado español y a su baja calidad democrática» y no al soberanismo

CRISTIAN REINO / AGENCIASBarcelona

La exdiputada de la CUP Anna Gabriel ha anunciado en una entrevista al diario suizo 'Le Temps' que no acudirá a declarar este miércoles ante el Tribunal Supremo y que permanecerá en Ginebra, donde se encuentra desde hace varios días. Su decisión de huir de la Justicia responde a que no iba a "a tener un juicio justo en mi país", afirma.

"Como no tendré un juicio justo en mi país, he buscado un país que pueda proteger mis derechos", ha relatado al periódico suizo. Gabriel se desplazó el fin de semana a Ginebra y este mismo martes por la tarde hay prevista una rueda de prensa de la CUP en Barcelona para explicar la estrategia de defensa de la exportavoz 'cupaire' en el Parlament.

Además, su letrada, Isabel Afonso Rodríguez, ha enviado un escrito al Supremo en el que indica que su representada no acudirá a la citación judicial "al considerar que no existe derecho a un juicio justo en la presente causa".

Más información

La anticapitalista ha comparado la situación en España con "lo que sucede en estos momentos en Turquía" y ha criticado que está siendo investigada por su actividad política, ya que siempre ha defendido pacíficamente la celebración del referéndum del 1 de octubre, ha dicho. "Cuando vi el destino de algunos de mis colegas que están en prisión desde diciembre, me di cuenta de que debía irme. No soy la única en arriesgarme a ir a la cárcel, el resto del Govern está amenazado", ha explicado, en referencia a los consellers cesados en prisión preventiva, y ha considerado que será más útil a su movimiento desde el extranjero que desde la cárcel.

Ha asegurado que "la cuestión de Cataluña debería poder resolverse políticamente, pero las autoridades españolas quieren silenciar la independencia mediante la represión", y sostiene que el Gobierno central no actúa ante la violencia de grupos fascistas. Asimismo, lamenta que "maestros, policías, políticos e incluso meros electores" también están siendo investigados por su papel en el proceso soberanista catalán.

«Ya ha decidido su culpabilidad»

La CUP ha defendido a través de un comunicado la decisión de Gabriel para protegerse de un tribunal que "ya ha decidido su culpabilidad", y tacha de política la causa abierta en el Supremo. En el mismo documento, Gabriel esgrime que no debería investigarse a las personas incluidas en la causa contra el proceso soberanista, "sino al Estado español y a su baja calidad democrática".

De hecho, su compañera de partido Mireia Vehí sugirió ayer que podría optar por quedarse en el país helvético porque «la dimensión internacional del conflicto catalán es fundamental para la CUP». Gabriel cierra la última ronda de declaraciones de dirigentes secesionistas ante el Supremo. La exparlamentaria aparece en el documento ‘EnfoCat’, atribuido al exsecretario de la Vicepresidencia de la Generalitat, Josep Maria Jové, en el que se determinaba la hoja de ruta a seguir tras la declaración unilateral de independencia. Gabriel es citada en el informe de la investigación como integrante del comité estratégico del proceso soberanista.

Por su parte, el senador del PDeCAT Josep Lluis Cleries ha asegurado que su partido respeta la estrategia de Gabriel. Ha afirmado que su partido no tiene nada que decir sobre la decisión de Gabriel, ya que cada uno puede prever su defensa "de la forma que crea más oportuna" y también se ha mostrado convencido de que esto no va a perjudicar a la defensa de los demás imputados por el procés.

"Lo que ha de hacer la Justicia es ver lo que ha hecho cada uno y nada más", ha aseverado, y ha instado a que se analice "el papel que tuvo cada uno" en el proceso soberanista, porque "si uno viene o no viene son cosas distintas", ha concluido. En todo caso, ha manifestado su convicción de que todo el mundo acusado por este proceso tiene que estar en libertad, ya que ahora lo que se tendría es que abordar el problema "en una mesa política y no judicial".

Desde el Gobierno, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado que "no hay ningún temor" a que Suiza pueda ofrecer asilo político a Gabriel, a quien ha advertido de que España es un Estado "modélico" en el que las incomparecencias ante los tribunales acarrean "consecuencias jurídicas".

El juez mantiene la citación

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena mantiene para mañana a las 9.30 horas la cita para que la exdiputada de la CUP Anna Gabriel declare como investigada por un delito de rebelión, a pesar de que ésta ya le ha notificado que no piensa acudir y que permanecerá en Suiza.

Llarena, tras recibir el escrito de Gabriel en el que expone que no irá a declarar al Supremo porque cree que en la causa abierta por el proceso hacia la independencia de Cataluña no tiene derecho a "un juicio justo", ha optado por mantener su citación. Una vez que se confirme su ausencia, al juez le tocará decidir qué pasos da y si inicia el procedimiento para pedir su detención y extradición a las autoridades suizas.

La Fiscalía va a estudiar si solicita al juez que emprenda ese camino, al tratarse de una extradición (en Suiza no rige la euroorden), el juez podría activarla con independencia de que lo soliciten las acusaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos