Alberto Ganga: «Está el club de la pipa, el club del puro y Ciudadanos»

El abogado de la Plataforma por las Garantías Ciudadanas, Alberto Ganga./EFE
El abogado de la Plataforma por las Garantías Ciudadanas, Alberto Ganga. / EFE

Los críticos del partido liberal denuncian que la Fiscalía «miró hacia otro lado» ante supuestas irregularidades en la financiación porque «el sistema necesitaba» una marca blanca

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Dos jornadas monográficas para poner la lupa sobre las cuentas de Ciudadanos. El PP ha citado este jueves en la comisión que investiga en el Senado las finanzas de los partidos a exmilitantes del colectivo crítico que en 2016 denunció a la formación de Albert Rivera por posibles indicios de financiación ilegal. El primero en intervenir ha sido el abogado de la Plataforma por las Garantías Ciudadanas, Alberto Ganga, que ha relatado sus "serios problemas" para lograr que la justicia investigara a los liberales.

La única explicación que encuentra es que la situación política requería una "marca blanca" ante la erupción de Podemos. Y así, según ha trasladado, los intentos de la asociación por denunciar supuestas irregularidades se vieron frustrados: "El sistema quizá necesitaba a Ciudadanos para amortiguar otros movimientos políticos por todos conocidos y en este caso la Fiscalía hizo esta pequeña mirada hacia un lado y no quiso entrar en profundizar todo lo que alegábamos".

Más información:

En primer lugar, Ganga explica un "modus operandi" en el que los candidatos a los comicios locales de 2015 ascendían en las listas según su aportación económica al partido y cuenta cómo en San Sebastián de los Reyes incluso el cabeza de cartel fue sustituido por alguien que llegó con 18.000 euros.

A partir de ahí, entiende que los gastos electorales se reintegraban con dinero público una vez constituidos los grupos municipales. "Ese reintegro el único sitio en el que hemos podido acreditarlo es en Murcia. El Tribunal de Cuentas detectó cómo las facturas de la campaña de Ciudadanos, se cargaron al grupo municipal y parlamentario", ha sostenido.

Según el letrado de la plataforma, expulsado en su día de Ciudadanos, la formación liberal tenía una única cuenta de ingresos a nombre del gerente, Carlos Cuadrado, y del secretario general, José Manuel Villegas, y otras para los gastos de los grupos en los ayuntamientos. Y Ganga apunta que los traspasos eran autorizados por los titulares.

Dentro de este modelo, mantiene que se creó un sistema de contratos de "prestación de servicios". Una supuesta forma de traspasar dinero a los grupos municipales sin informe previo que justificara la operación. "Resumiendo -ha intervenido el senador del PP, Luis Aznar-, ¿estamos hablando de empleo de dineros públicos para fines privados?". "Sí, si se certifica que como nosotros pensamos ese dinero fue a parar al partido", ha precisado Ganga.

El club de los cuatro

A la hora de repartir responsabilidades, en la Plataforma por las Garantías Ciudadanas no ven muchas opciones. Definen a Ciudadanos como una formación controlada por una élite reducida. "Está el club de la pipa, está el club del puro y está Ciudadanos. Funcionan igual, es un club de cuatro que dominan el partido de arriba abajo y que al final llegó un momento en el que el sistema los necesitó", ha mantenido.

A su entender, el auge en 2015 pudo deberse a la desintegración de UpyD. Un final que atribuye a las últimas decisiones que tomó el partido fundado por Rosa Díez. "Había atacado el sistema con una querella contra Bankia -ha advertido-; atacar el sistema financiero tiene reproche y el reproche ha sido su desaparición".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos