Hoy

Esperanza Aguirre dimite por «no haber vigilado» a Ignacio González

video

Esperanza Aguirre anunciando su dimisión.

  • La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid no se ha puesto en contacto con Cifuentes para comunicarle su decisión y la presidenta de la comunidad "se ha enterado por los medios"

  • Aguirre anuncia que abandonará todos sus cargos después de que su mano derecha, Ignacio González, acabara en la cárcel por la 'operación Lezo'

Tres días después del encarcelamiento de Ignacio González, Esperanza Aguirre ha anunciado su dimisión como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid. La expresidenta madrileña ha esgrimido el mismo argumento que le llevó a renunciar al liderazgo del partido en la región en febrero de 2016. "Este auto y prisión no son una prueba definitiva contra él, pero sí demuestran que yo no vigilé todo lo que debía", ha admitido en una comparecencia pública en la que, en esta ocasión, no ha admitido preguntas.

Su relación con González, en prisión cautelar por el presunto saqueo del Canal de Isabel II, comenzó, como ella misma ha admitido, en los años ochenta. Y desde entonces le ha acompañado en su paso por los gobiernos de José María Aznar y en el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid. “Ha sido una persona de mi máxima confianza”, ha reconocido.

Cuando la semana pasada estalló la 'operación Lezo', en el PP muchos vieron confirmadas sus sospechas. El runrún sobre supuestas irregularidades venía de lejos. También Aguirre tuvo constancia de ello. Según fuentes populares, fue en el año 2014 cuando el exalcalde de Leganés, Jesús Gómez, comunicó a la presidenta y a la cúpula nacional que González tenía una cuenta en Suiza. Pero la hasta ahora portavoz en el Ayuntamiento madrileño se retrotrae a los tiempos de su mandato, cuando informaciones periodísticas apuntaban a posibles delitos. "Le pedí explicaciones y me las dio en privado de manera exhaustiva, y ahora me siento engañada y traicionada. No vigilé más", ha confesado Aguirre.

A su entender, la dimisión es lo que le corresponde "por no haber vigilado a Ignacio González, por no haber descubierto antes lo que ahora, después de años de investigación, han descubierto la Guardia Civil y el juez". "Yo tengo como norma de conducta no eludir nunca mis responsabilidades", ha sentenciado dando media vuelta y abandonando el atril en la sede municipal de su partido.

Aguirre ha dejado, además, una reflexión, puede que incluso de carácter interno, sobre un "problema central" en la política. "Para luchar contra la corrupción no es suficiente la acción de la justicia, siempre rigurosa, pero demasiado lenta para las legítimas exigencias de los ciudadanos españoles -ha reprochado-; los ciudadanos tienen derecho a exigir que los políticos asumamos todas nuestra responsabilidad con dignidad, sin dilaciones y sin excusas".

No comunica a Cifuentes su dimisión

Esperanza Aguirre no se ha puesto esta tarde en contacto con Cristina Cifuentes para comunicarle su dimisión como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid. Un concejal de su entorno ha sido el encargado de telefonear al secretario general del partido en la región, Ángel Garrido, para anticipar la decisión que minutos después, a las 5, la propia Aguirre hacía pública. "La presidenta se ha enterado por los medios", apuntan fuentes populares.

La misma vía ha empleado para hacer saber al coordinador general, Fernando Martínez-Maillo, que abandonaba su cargo. En este caso, ha sido su mano derecha en el consistorio, Íñigo Henríquez de Luna, quien ha realizado la gestión. La exdirigente madrileña, según señalan en la dirección, sí ha contactado con la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y con el presidente. Mariano Rajoy, de visita en Brasil, ha recibido un mensaje de Aguirre con la noticia.

El PP de Madrid "respeta y agradece"

El PP de la Comunidad de Madrid, a través de un comunicado, "respeta y agradece" la decisión adoptada por Aguirre. "Nuestra organización comparte las razones expuestas por Aguirre para dejar el cargo, especialmente en lo que se refiere a que debía haber vigilado con mayor eficacia los posibles casos de corrupción, lo que ha causado daño a las instituciones y al propio partido", prosigue la nota de prensa.

Asimismo, recuerda que el seno 'popular' "emprendió una nueva etapa bajo la Gestora constituida en febrero de 2016, tras la decisión que Aguirre tomó entonces de abandonar la Presidencia del partido". Y que esta nueva etapa, ratificada por la militancia en el XVI Congreso Regional celebrado en marzo de 2017, "está marcada por una política beligerante con la corrupción que es irrenunciable, y está basada en la más absoluta transparencia, y tolerancia cero frente a cualquier posible indicio de la misma".

Más adelante, el comunicado concluye que seguirán "trabajando para restablecer la confianza de los ciudadanos en las instituciones madrileñas, así como por ofrecerles un proyecto político atractivo, transparente y moderno para la ciudad de Madrid y para el conjunto de la región".