Hoy

Mas, Ortega y Rigau harán de embajadores del referéndum

video

Artur Mas y Joana Ortega. / Efe I Atlas

  • La Generalitat afirma que la conferencia en el Senado para abordar el proceso reclamada por Puigdemont es una «ocasión de oro» para que Madrid demuestre que quiere dialogar

El expresidente catalán Artur Mas y dos de sus excolaboradoras en la Generalitat, Joana Ortega e Irene Rigau, han recibido el encargo de su Gobierno de hacer "pedagogía" del referéndum por todo el mundo. Mas, Ortega y Rigau han participado este lunes en la reunión del Ejecutivo autonómico, después de que la semana pasada fueran condenados a penas de inhabilitación por su participación en la consulta soberanista del 9-N.

"Nos sentimos juzgados como ellos y queremos ser dignos continuadores de su labor", ha afirmado la portavoz de la Generalitat, Neus Munté. "Queremos aprovechar todo su potencial", ha dicho. Serán una especie de embajadores del referéndum, aunque de momento desde la Generalitat no han concretado qué tipo de actos realizarán.

La consejera de la Presidencia se ha referido también a la carta que Carles Puigdemont ha enviado al presidente del Senado para que autorice la celebración de una conferencia sobre el referéndum en la Cámara alta. "Tienen una ocasión de oro para demostrar que quieren dialogar y que la operación diálogo no es propaganda", ha asegurado. "Con nornalidad, creemos que será atendida la petición", ha señalado.

Un grupo de falangistas increpa a Mas.

Un grupo de falangistas increpa a Mas.

Según Munté, el Gobierno catalán está dispuesto a hablar de "todo" con Madrid, mientras que a su juicio el Ejecutivo central no quiere hablar de "nada". "Sorprende que el tema catalán no se aborde políticamente y sí judicialmente", ha rematado.

Mas invoca derechos constitucionales

Mas ha invocado los derechos constitucionales a la participación y a la libertad ideológica y de expresión en el anuncio del recurso que presentará ante el Tribunal Supremo (TS) contra la sentencia que lo condenó a dos años de inhabilitación por la consulta del 9-N.

Junto a Ortega y Rigau, ha anunciado que recurrirán la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para que se les absuelva de un delito de desobediencia. Estos recursos se han sumado al que la Fiscalía Superior de Cataluña anunció el pasado viernes que presentaría para que el Supremo los condenase también por delito de prevaricación del que fueron absueltos, por el que el ministerio público les solicitaba hasta ocho años de inhabilitación.

En sus escritos para anunciar sus recursos de casación, a los que ha tenido acceso Efe, los encausados alegan que en sus condenas por el 9N se han vulnerado hasta cinco preceptos constitucionales, entre ellos los de libertad ideológica y de expresión y el que reconoce el derecho de participación de los ciudadanos en los asuntos públicos.

Otros derechos de la Constitución que las defensas de los condenados creen infringidos por la sentencia del 9N son los de igualdad ante la ley, tutela judicial efectiva, motivación y congruencia de las sentencias, presunción de inocencia, a un proceso con todas las garantías y legalidad.