Hoy

Gobernar sin pretensiones

El presidente Rajoy viene desde hace tiempo emplazando al PSOE para que colabore en allanar la senda presupuestaria, tanto de cara a la aprobación de las cuentas del presente ejercicio como a la hora de fijar el techo de gasto para 2018. El requerimiento no es ajeno ni a las circunstancias que atraviesa el Gobierno en minoría del PP, necesitado de una legislatura más tranquila de lo que dejó en evidencia el rechazo parlamentario al decreto ley de transposición del derecho comunitario sobre la estiba, ni al proceso congresual abierto para definir la política y el liderazgo socialista. Rajoy podría salir ganando en cualquier caso, sea porque los socialistas faciliten el trámite de los Presupuestos 2017 renunciando a enmendar a la totalidad su proyecto legislativo, sea porque un PSOE deliberante sobre su propio futuro opte por distanciarse del PP sin hacerse cargo de lo que depare la legislatura. Pero ello dependerá de cómo haga uso Rajoy de su potestad para, llegado el caso, disolver las Cortes y convocar nuevos comicios a partir de mayo. De hasta qué punto esté dispuesto a echar mano de la amenaza electoral ante un horizonte tan incierto. La aritmética parlamentaria permitiría a Rajoy salvar los primeros presupuestos de su segundo mandato sin interpelar de manera tan directa a los socialistas. Bastaría con que se asegurase la coincidencia de Ciudadanos y el voto del PNV, de las formaciones canarias, sumadas a UPN y al Foro Asturias, para sacar adelante el proyecto presupuestario. Quienes asumen el compromiso de gobernar en minoría han de entender que la responsabilidad es suya, y no de los grupos de la oposición. El presidente Rajoy no puede pretender la anuencia del PSOE a sus intenciones presupuestarias sin someterlas lealmente a la consideración de los socialistas, ello al margen de que estos se encuentren en una situación muy difícil para prestar su apoyo al gobierno del PP. Rajoy debería reducir la presión que ejerce sobre el PSOE y asegurarse los apoyos que le permitan la aprobación de los Presupuestos 2017.