Hoy

Errejón no descarta disputar el liderazgo de Podemos a Iglesias

Errejón habla con Iglesias.
Errejón habla con Iglesias. / Reuters
  • “Un militante del cambio pone las ideas por encima” de otras cuestiones como la amistad y la fidelidad personal, afirma el número 2 de la formación morada

Se mantienen las luchas internas en el seno de Podemos. El número 2 del partido, Íñigo Errejón, no descarta disputar el liderazgo de la formación morada al actual secretario general, Pablo Iglesias. Sin aclarar si aspirará a la secretaría general de Podemos en el congreso que el partido celebrará a principios de 2017, Errejón ha evitado esta noche zanjar la pugna interna y ha dejado algunas puertas abiertas.

Preguntado sobre si podría presentarse como alternativa a Pablo Iglesias, Errejón ha respondido en una entrevista realizada en TV-3: "Si yo estuviera convencido de que con las ideas hemos llegado a un cruce y hay proyectos que no pueden ser compatibles, un militante del cambio pone las ideas por encima de cuestiones inmediatas”, ha afirmado. Eso sí, ha apuntado que la “amistad y la fidelidad personal” hacia Iglesias “harían más difícil” que se presentara como alternativa al actual líder morado. Además, cree que en estos momentos el debate interno en el partido “no está en el punto”, que le podría llevar a pelear por la secretaría general como consecuencia de las diferencias ideológicas. Según Errejón, en el seno de Podemos existe una “discusión sobre el rumbo” de la formación y no tanto un debate sobre las caras.

El portavoz de Podemos en el Congreso ha reconocido diferencias con el secretario general de Podemos. "Pablo Iglesias es amigo y secretario general, el problema es que a veces hay que separar espacios”, ha señalado. “Tenemos que aprender a combinar la amistad personal con la relación política y la fidelidad personal con, a veces, diferencias políticas”, ha mantenido. A su entender, se trata de discrepancias más bien “tácticas”, no de largo plazo. "No hemos tenido ningún manual de cómo se construye una fuerza política y cómo son las relaciones personales. Y hay que decir que la política es una trituradora de sentimientos humanos”, ha admitido.

Además, ha reconocido que los dirigentes de Podemos tienen que “aprender a mantener la cohesión” sin que ello implique impedir la crítica. “Una fuerza política incapaz de entender las críticas que vienen de fuera, va perdiendo el contacto con la sociedad y se va convirtiendo en una fortaleza sitiada que se mira mucho hacia adentro y tiene dificultades para conectar con una parte de la sociedad con la que quizás simpatizaría”, ha rematado.