Hoy

El Gobierno estudia si impugna la partida de presupuestos catalanes para el referéndum

Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña.
Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña. / Toni Albir (Efe)
  • Pese a que no se precisa el contenido de este referéndum, "todo apunta" a que estaría vinculado a la hoja de ruta soberanista establecida en la resolución aprobada por el Parlament el 9-N de 2015

El Gobierno está estudiando la disposición adicional del proyecto de Presupuestos de la Generalitat que incluye una partida para un referéndum para impugnarla si se demuestra su vinculación con la hoja de ruta soberanista establecida en la resolución del 9-N, anulada por el Tribunal Constitucional.

Así lo ha anunciado hoy el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, para quien es una "mala noticia" que las cuentas que ayer presentó el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, incluyan una partida de 5,8 millones -que es "mucho dinero púbico", ha dicho-, para procesos participativos y consultas populares, sin detallar cuales, por lo que desde el punto de vista jurídico siguen a la expectativa de ver cuál es su verdadero objetivo.

El delegado del Gobierno ha precisado que los servicios jurídicos de la Abogacía del Estado están estudiando la disposición adicional 31 de las cuentas de la Generalitat para 2017.

Pese a que en esos presupuestos no se precisa el contenido de este referéndum, "todo apunta" a que estaría vinculado a la hoja de ruta soberanista establecida en la resolución aprobada por el Parlament el 9-N de 2015, que fue suspendida por el Tribunal Constitucional, por lo que "podría hacer referencia a un hecho que está absolutamente fuera del marco legal".

Según Millo, si los servicios jurídicos constatan la vinculación de esta disposición adicional con la resolución del 9-N, se podría incoar una incidencia de ejecución de la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba la hoja de ruta independentista, lo que "perfectamente" podría conllevar la impugnación de la disposición 31.

"Hay que ver si se interpreta así, como yo creo que perfectamente puede ser así", ha advertido Millo, que ha subrayado que una disposición adicional en los Presupuestos que fuera "consecuencia directa" de la resolución del Parlament que dio inicio al "proceso de secesión" llevaría a un incidente de ejecución y a una impugnación ya que "no cabe en el marco legal vigente actualmente".

Millo ha recordado que impugnar una disposición adicional del proyecto de Presupuestos de la Generalitat "no sería ninguna novedad", porque ya pasó en 2015, cuando se impugnaron varias disposiciones adicionales que hacían referencia a las leyes para crear estructuras de Estado, que fueron impugnadas y anuladas por el TC.

"Podría a darse el caso de que vuelva a ocurrir este año", ha vaticinado el delegado del Gobierno.

En cualquier caso, Millo ha insistido en su apuesta por el diálogo con la Generalitat, por lo que ha celebrado que el presidente catalán, Carles Puigdemont, haya aceptado reunirse con él el próximo viernes en el Palau de la Generalitat.

Millo ha hecho estas afirmaciones tras su primera visita institucional a la comandancia de la Guardia Civil en Barcelona.