Hoy

A prisión por dar una brutal paliza a su compañera sentimental en Alicante

vídeo

Imagen de la paliza captada por una cámara de seguridad. / Atlas

  • Las imágenes que han permitido demostrar esta agresión fueron captadas por una cámara de seguridad y muestran cómo el ahora detenido se ensañó con la víctima durante más de cinco minutos

El joven de 22 años detenido tras, presuntamente, ser grabado por una cámara de seguridad propinando una paliza brutal a su pareja en un portal de una vivienda de San Juan de Alicante ha ingresado en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Así lo ha decretado el juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Alicante después de que el acusado se negara a conformarse con la pena de nueve meses de cárcel que le solicitaba la Fiscalía y se acogiera a su derecho a no declarar.

El juzgado también ha impuesto, como medida cautelar, la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 500 metros y de comunicarse con ella por cualquier medio, según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV). El acusado será juzgado el próximo 9 de diciembre en el juzgado de lo penal número 6 de la ciudad.

Por su parte, la víctima no ha querido testificar y tampoco ha querido que el médico forense la examine para poder valorar si sufre alguna lesión como consecuencia de la agresión que recogieron las cámaras de seguridad del portal en el que tuvieron lugar los hechos. En todo caso, el fiscal acusa al joven de 22 años de un supuesto delito de maltrato en el ámbito familiar.

Relato de los hechos

Los hechos, según ha informado la Guardia Civil, tuvieron lugar el pasado día 20 cuando, según muestran las imágenes grabadas, una mujer de nacionalidad húngara y de 38 años llegó al portal del inmueble donde residía e inmediatamente apareció su pareja, de nacionalidad ucraniana. El hombre recibió a su víctima con una serie de golpes que lograron derribarla y mientras la mujer estaba tendida en el suelo aturdida, el agresor salió a la calle para comprobar que nadie le había visto para volver a entrar en el portal y continuar con las agresiones. Durante cinco minutos, el detenido se ensañó con la mujer hasta que la arrastró de los pelos por la escalera y la introdujo en el ascensor.

El vídeo, que ha sido facilitado por la empresa de seguridad a los agentes de la Guardia Civil, ha servido para actuar de oficio y detener al presunto autor de la brutal paliza. La víctima, que se encuentra atemorizada, no había interpuesto denuncia por miedo a sufrir más agresiones, aunque a raíz de esta actuación ha decidido denunciarlo.

654 especialistas en evaluación y control

La Guardia Civil cuenta en la actualidad con un total de 276 Puntos de Atención Especializada (PAE) para la lucha contra la violencia de género, distribuidos por todo el territorio nacional, de los que forman parte 654 especialistas formados específicamente para esta materia.

El esfuerzo que la Guardia Civil realiza en esta materia se ve plasmado en el número creciente de especialistas que cada año reciben formación específica para pasar a formar parte de los denominados Equipos Mujer-Menor. En los últimos cinco años ha aumentado el número de estos agentes en 53.

Asimismo, un total de 16.273 agentes repartidos por las Unidades territoriales están dados de alta como usuarios del Sistema de seguimiento integral de víctimas de violencia de género, puesto en funcionamiento por la Secretaría de Estado de Seguridad en 2007. Se encargan de evaluar el riesgo y hacer un seguimiento de los casos conocidos de violencia de género, a través de una aplicación en la que sólo figuran datos objetivos y que sólo permite incluir datos subjetivos en aquellos casos en los que el usuario de la aplicación estime conveniente elevar el nivel de riesgo apreciado para la víctima, pero que no permite bajarlo en ningún caso.

Los Puntos de Atención Especializada actúan como complemento y apoyo de las Unidades territoriales y se encuentran en las Unidades Orgánicas de Policía Judicial del Cuerpo (nivel provincial), así como en un número creciente de Equipos Territoriales de Policía Judicial (nivel comarcal). Estos PAE están compuestos por agentes especializados en la atención a víctimas de especial vulnerabilidad y garantizan que dicho órgano pueda atender de forma específica los casos más graves y complejos en este ámbito, así como prestar apoyo y asesoramiento a los Puestos y Unidades territoriales. Todas las actuaciones en esta materia son notificadas a los PAE al objeto de valorar su posible intervención, realizando, a su vez, un seguimiento de la problemática.

Existe, además, un PAE central (en la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil) que realiza el análisis nacional de la casuística, coordina las actuaciones, establece las directrices técnicas de actuación, asesora a los PAEs. provinciales y organiza la actualización de la formación de los especialistas.

Las valoraciones de riesgo se confeccionan a través de los formularios existentes en el Sistema de seguimiento integral de víctimas de violencia de género, que se compone de una serie de indicadores predeterminados que han de ser valorados obligatoriamente por el agente policial y de un catálogo de indicadores que sólo se valorarán en aquellos episodios en los que se aprecie su existencia. Finalmente el agente policial podrá incorporar nuevos indicadores que considere relevantes.

El Sistema determina un nivel de riesgo de modo automático y emite un informe donde se concreta el nivel de riesgo para la víctima, lo cual va a determinar las medidas policiales de protección aplicables al caso. El agente puede modificar (justificándolo) la valoración que le ofrece el sistema si considera que existen circunstancias extraordinarias que pueden haber condicionado que el sistema no las haya valorado de manera adecuada. Pero en todo caso la modificación puede hacerse sólo para subir el nivel de riesgo (nunca para bajarlo) y en todo caso consta la modificación en el sistema.

De esta forma, la asignación del nivel de riesgo se basa esencialmente en cuestiones e indicadores establecidos y predeterminados en el Sistema VDG (cuestionarios). Con ello se pretende que los agentes fijen el nivel de riesgo de la manera más objetiva posible, evitando en lo posible errores y valoraciones subjetivas.