Hoy

Rajoy avisa que ni Cataluña ni nadie podrá saltarse la ley «a la torera»

vídeo

Mariano Rajoy, en el Senado. / Foto: Emilio Naranjo (Efe) | Vídeo: Europa Press

  • El jefe del Ejecutivo ratifica su total apuesta por el cumplimiento de la legalidad en la primera sesión de control al Gobierno en el pleno del Senado y en respuesta a una pregunta del portavoz de ERC en la Cámara

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido hoy ante las aspiraciones independentistas y las quejas del portavoz de ERC en el Senado, Santiago Vidal, por la actitud del Ejecutivo ante ellas, que ni los defensores del separatismo en Cataluña ni nadie está legitimado para saltarse "la ley a la torera".

Rajoy ha ratificado su total apuesta por el cumplimiento de la legalidad en la primera sesión de control al Gobierno en el pleno del Senado y en respuesta a una pregunta de Vidal.

Vidal, que vio ayer cómo rechazaba el Tribunal Supremo un recurso suyo contra los tres años de suspensión de empleo y sueldo como juez con los que le castigó el Consejo General del Poder Judicial por participar en la redacción de una constitución catalana, ha puesto su caso como ejemplo de que se está juzgando la libertad.

Esa actitud ha motivado que el presidente del Gobierno reprochase al portavoz de ERC llevar a la Cámara un asunto personal como argumento de que la justicia no es independiente. Ha garantizado que en España nadie es juzgado por sus ideas y ha expuesto la defensa de la ley que viene realizando cada vez que se refiere públicamente a este asunto. Así, ha reiterado el argumento de que sin ley no hay democracia y ha recalcado: "Ni usted ni yo, ni ninguno estamos legitimados para saltarnos la ley a la torera. No podemos incumplir la ley". Y de forma especial ha dicho que son los representantes de los ciudadanos los más obligados a cumplirla.

Una imposición antidemocrática

Ha añadido que no esperaba oír a un juez pronunciar los argumentos que ha escuchado de Vidal y le ha instado a hacer público si el Gobierno le ha presionado alguna vez en el ejercicio de su función. Ha calificado también de "falsedad" la acusación del senador de ERC de que España no es un estado democrático. "Su primera obligación como juez y como senador es cumplir la ley, y luego viene todo lo demás", ha subrayado antes de insistir en que él está dispuesto a dialogar pero no puede aceptar un "contrato de adhesión" a la celebración de un referéndum. A su juicio, esa es "una imposición completamente antidemocrática, contraria a la ley y a cualquier principio de separación de poderes".

Vidal, quien ha planteado a Rajoy si considera que la vía judicial es la adecuada para acabar con el proceso independentista de Cataluña, ha lamentado que en España no haya una verdadera separación de poderes. "Los tres poderes, por desgracia, están cada vez más separados de la democracia", ha asegurado antes de poner como ejemplo su caso personal, que España no cumpla a su juicio las recomendaciones del Consejo de Europa en favor de la independencia del poder judicial, y que sea uno de los países en los que, según Transparencia Internacional, la corrupción siga siendo alarmante.

En relación con la sanción que le ha impuesto el órgano de gobierno de los jueces, ha pedido a Rajoy que deje de usar los tribunales para acallar la voz de quienes sólo piden el derecho de los catalanes a decidir su futuro. "La libertad no se juzga", ha manifestado Vidal mientras que los senadores de su partido, puestos en pie, sujetaban en sus manos unas cartulinas en las que podía leerse esa misma frase y que el presidente del Senado, Pío García Escudero, les ha pedido que retiraran.