Hoy

La oposición rechaza los presupuestos de Colau y la abocan a una moción de confianza

vídeo

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. / Efe

  • Las cuentas serán aprobadas si la oposición no pacta en 30 días un alcalde alternativo

Todos los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona han votado hoy en contra del proyecto de presupuestos para 2016 elaborado por el gobierno de Ada Colau, por lo que la alcaldesa deberá abrir una nueva ronda de negociaciones o verse abocada a una moción de confianza para aprobarlos.

La comisión de Economía del Ayuntamiento de Barcelona ha sometido a votación la aprobación inicial del proyecto de Presupuesto General del Ayuntamiento de Barcelona para el año 2017, que asciende a más de 2.508 millones de euros, un 4,7 % más que el año anterior.

La propuesta de presupuestos ha contado con los votos en contra de los grupos de CiU (10 ediles), C,s (5), ERC (5), PP (3) y CUP-Capgirem (3), que han sumado un total de 26 concejales, frente a los 15 del gobierno municipal, es decir, 11 de Barcelona en Comú y 4 del PSC.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha lamentado la decisión de la oposición en una situación que ha calificado de "compleja" y se ha mostrado abierto a continuar dialogando antes de recurrir a una moción de confianza, que fue el mecanismo que también utilizó el convergente Xavier Trias en 2014 cuando era alcalde y gobernaba en minoría.

La sesión ha transcurrido en un ambiente de reproches a Pisarello por parte de todos los grupos de la oposición, que se han opuesto en bloque a los presupuestos y han denunciado en repetidas ocasiones la falta de diálogo y de voluntad para alcanzar acuerdos.

Tras el rechazo de los presupuestos en la comisión de Economía, la aprobación de las cuentas municipales puede ser vinculada ahora a una cuestión de confianza, un mecanismo previsto por el artículo 197 bis de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, de Régimen Electoral General.

Según han explicado fuentes municipales, la aprobación del presupuesto del Ayuntamiento de Barcelona para 2017 se vinculará a una cuestión de confianza en un pleno en diciembre, previsiblemente el previsto para el día 23.

En la votación en el plenario de diciembre, si la aprobación del presupuesto vinculada a una la moción de confianza reúne mas votos a favor que en contra, es decir mayoría simple, quedará automáticamente aprobado.

Si son más los votos en contra que a favor, se abrirá un plazo de un mes en el que los grupos municipales podrán presentar una moción de censura, firmada por un mínimo de 21 concejales (mayoría absoluta) y con un candidato alternativo a la alcaldía. Si pasado este mes, ya entrado el mes de enero, no se ha presentado la moción de censura, el presupuesto quedará aprobado automáticamente.

El exalcalde Xavier Trias también aprobó un presupuesto municipal de 2014 planteando a una moción de confianza y, en su caso, no se llegó a presentar un candidato alternativo.