Hoy

Iceta reivindica reconocer a Cataluña como nación y mantener la hermandad PSC-PSOE

Miquel Iceta abraza a Núria Parlon.
Miquel Iceta abraza a Núria Parlon. / Alberto Estévez (Efe)
  • Asegura que "no hay que ver riesgo ni para la unidad de España ni para la fraternidad entre españoles" en ello

  • Pide al PSOE que "no expulsen ni dejen de lado" a los socialistas catalanes del proyecto compartido entre ambos partidos

  • Núria Marín pasa a ser la 'número dos' del PSC en una dirección pactada de madrugada, con Salvador Illa como secretario de Organización

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha reivindicado hoy el reconocimiento constitucional de Cataluña como "nación", sin que haya que ver en ello un "riesgo" para la unidad de España.

En el discurso de clausura del XIII congreso del PSC, celebrado desde el viernes en el Palacio de Congresos de Barcelona bajo el lema 'Cataluña, tiempo de cambio', Iceta ha definido los cuatro grandes retos que se marca el partido: crecimiento económico equitativo, políticas de igualdad, regeneración democrática y reforma federal de la Constitución.

Sobre la reforma constitucional, ha señalado que debe servir como "instrumento" para resolver el problema de encaje de Cataluña en España. Y uno de los aspectos a abordar en esta reforma, ha dicho, es el "reconocimiento de Cataluña como nación", en lo que "nadie debe ver ningún tipo de riesgo ni para la unidad de España ni para la fraternidad entre los españoles".

Iceta ha recordado que fue el socialista segoviano Anselmo Carretero, desde el exilio, "el primero que acuñó el concepto de nación de naciones" y de "comunidad de afectos" para referirse a España. "¿Qué es nación? Probablemente un sentimiento, y cada uno tiene el suyo. Lo que hemos de encontrar es la manera en que sentimientos diferentes puedan convivir en libertad y que niveles diferentes de gobierno establezcan reglas libremente pactadas para evitar problemas", ha reflexionado.

La reforma federal, además, debe aclarar la distribución de competencias y solucionar el problema de la financiación, porque "Cataluña quiere ser solidaria pero también quiere recibir un trato justo y equitativo". Ha definido el PSC como continuador de la tradición del "catalanismo no independentista" y ha asegurado: "No me da miedo decir que me siento español, sobre todo si me quieren".

Después de que su candidatura de 49 nombres para integrar la nueva dirección del PSC haya sido avalada con un 88% de los votos por los delegados del cónclave socialista, Iceta ha defendido la necesidad de aplicar medidas de regeneración democrática. Ha apostado por "regular los mercados", no por afán "intervencionista" sino para "recuperar la primacía del poder político" por encima de determinados poderes económicos": "Nos oponemos de forma rotunda a la privatización o externalización de decisiones que sólo corresponden a la esfera pública", ha añadido.

"Queremos compartir un proyecto"

Por otro lado, Iceta ha pedido al PSOE que "no expulsen ni dejen de lado" a los socialistas catalanes del proyecto compartido entre ambos partidos, porque el PSC "no quiere desentenderse ni renunciar a tener un proyecto para España" y quiere hacerlo desde el "puente de mando". "El PSC no se quiere desentender de España, no piensa renunciar a tener un proyecto para España. Queremos compartir un proyecto, construirlo y si hace falta estar en el puente de mando, porque nos sentimos parte de ese proyecto", ha señalado. Y ha subrayado a continuación: "no nos gustaría que algunos, por activa o pasiva, nos dejaran de lado o expulsaran de la posibilidad de compartir un proyecto conjunto. Eso es como nosotros entendemos el federalismo".

Iceta ha pedido que no se deje en la "repisa" el trabajo hecho por los anteriores líderes de PSOE y PSC para tejer una propuesta federal y ha llamado a que se "traduzca en acción política y reformas". "No me sabe mal decir que el PSOE ha pedido ya en dos ocasiones que se abra en el Congreso una ponencia para hablar de la reforma constitucional y fue la mayoría absoluta del PP la que lo negó. Por eso no sé cómo alguien no entiende que nosotros hemos de poderle negar el apoyo al PP, porque ha cerrado puertas", ha sentenciado, entre aplausos de los centenares de delegados socialistas.

Nueva Ejecutiva

Previamente Iceta, ha defendido que la nueva Ejecutiva que ha logrado cerrar este domingo de madrugada es "un estallido de unidad, fortaleza y diversidad", y ha asegurado que integra a los partidarios de su rival en las primarias, la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon. "Hemos incorporado en la Ejecutiva lo que han representado las primarias", ha asegurado en una intervención ante los delegados del XIII congreso del PSC, que luego han votado a través de una urna si avalaban la composición explicada por Iceta.

Con la nueva organización, los hombres fuertes del PSC aparte de Iceta son Àngel Ros como presidente; Núria Marín como adjunta al primer secretario, y cuatro jefes de área: Núria Parlon (Política Municipal y Formación); Eva Granados (Política Institucional, Económica y Social); Salvador Illa (Organización), y Lluïsa Moret (Igualdad).

La negociación sobre la nueva Ejecutiva no ha sido fácil. Sobre las 02.00 horas de la madrugada del sábado al domingo, Parlon abandonó las negociaciones de la Ejecutiva con Miquel Iceta, pero finalmente las conversaciones se han retomado y sobre las 05.00 horas los principales nombres de la dirección se habían cerrado.

En su discurso ante los delegados ha evitado polemizar por las negociaciones maratonianas y el plante de Parlon, y ha expuesto: "Muchas gracias Núria -Parlon- por haber hecho posible el acuerdo sobre esta Ejecutiva que era un mandato implícito del congreso". Iceta, que ha explicado que no abandonó el congreso hasta las 05.12 horas de las madrugada, ha admitido que no ha conseguido reducir el número de miembros de la Ejecutiva, como se planteó tiempo atrás: "En este caso la quería más pequeña, ya sabéis que el tamaño importa", ha ironizado.

El líder socialista ha asegurado que está contento de haber "fracasado" en su empeño de hacer la dirección más pequeña, y ha asegurado que una Ejecutiva con 49 miembros (25 hombres y 24 mujeres) permite incluir en la Ejecutiva las ilusiones, necesidades y esperanzas del partido.

Iceta ha tenido palabras de agradecimiento para varios miembros: a Ros le ha agradecido su fidelidad al partido pese a haber formado parte en el pasado de una corriente crítica; a Collboni, que haya aceptado perder a Illa como colaborador en el Ayuntamiento, y a Cristòfol Gimeno por haber renunciado a su puesto para que la Ejecutiva cumpliera con la paridad. Según el relato de Iceta, dos personas han sido clave para esta negociación: que Collboni haya aceptado a Illa como organización -era el cargo que más dividía a Iceta y Parlon- y que Marín haya aceptado ser la número dos del partido: "Nos ha ayudado a desbloquear una situación delicada".

Composición de la nueva dirección

Así, la Ejecutiva tiene en la cúpula a Ros, Iceta y Marín; las cuatros grandes áreas pilotadas por Parlon, Granados, Illa y Moret y otras dos figuras singulares: la diputada en el Congreso Meritxell Batet será sercetaria de "impulso federal" y el eurodiputado Javi López será secretario de "impulso europeo".

Por debajo de estos nombres están: Antonio Balmón (Acción Política); Jordi Terrades (Territorio, Infraestructura, Energia y Medio Ambiente); Ferran Pedret (Sindicalismo, Movimientos Sociales y Memoria); Pilar Díaz (Universidad); Caterina Mieras (Salud), y Joan Francesc Marco (Cultura y Sociedad).

Asimismo, estarán en la dirección Ana del Frago (Educación); Rosa Maria Ibarra (Justicia y Función Social); Òscar Ordeig (Món rural y sector agroalimentari); Carles Ruiz (Economía, Emprendeduría, Trabajo y Economía Cooperativa); David Bote (Ciencia y R+D+I) y Juli Fernández (Adjunto de Organización).

Además, serán dirigentes del PSC José Luis Jimeno (Coordinación e Implantación Territorial); Assumpta Escarp (Acción Electoral); Enric Casas (Comunicación); Begoña Floria (Adjunta a Comunicación); David Donaire (Redes); Carles Martí (Estudios y Programas) y Susanna Mèrida (Transparecia).

Otros nombres de la dirección de Iceta son Sònia Guerra (Mundo Local); Alícia Romero (Formación); Raquel Sánchez (Mujer); Javier Rojano (Personas con discapacidad); Carmes Andrés (Infancia y Familia); Arnau Ramírez (LGTBI); Maribel García (Ciudadanía); Isabel López (Ancianos) y Jordi Ballart (Vivienda).

Finalmente, también forman parte de la Ejecutiva como secretario nacionales Sergi Vilamala; Abigail Garrido; Kenneth Martínez; Maria Josep Beltran; Josep Masdeu; Aroa Araúzo; Francisco Romero; Pere Casella; Mercè Cardona; Sílvia Faja; Mònica Lafuente; Enric Roig y Maria Ángeles Sariñena.