Hoy

El PSOE-A responde a Sánchez que siempre han sido una federación «leal»

El coordinador de la Interparlamentaria del PSOE-A, Antonio Pradas.
El coordinador de la Interparlamentaria del PSOE-A, Antonio Pradas. / Efe
  • Defienden que seguirán realizando su papel "vertebrador" dentro del partido

Los socialistas andaluces han negado las acusaciones formuladas por el ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez acerca de que deberían reflexionar sobre su papel estabilizador dentro de la formación. Antes al contrario, la federación de Susana Díaz defiende que “la lealtad del PSOE-A siempre ha sido evidente” y se ha reivindicado como un elemento “vertebrador”. Así, anuncian que van a “seguir trabajando en esa dirección para ayudar, para unir y para hacer del Partido Socialista un partido ganador que sea capaz de acabar con el gobierno de la derecha por la vía de las urnas”.

El encargado de responder a Sánchez tras su entrevista este domingo en el programa ‘Salvados’ de La Sexta ha sido Antonio Pradas, diputado cercano a Díaz y quien presentó las firmas con las dimisiones de la mitad de la ejecutiva federal a finales del pasado septiembre, con la que los críticos trataron de forzar la caída de Sánchez. El también coordinador de la Interparlamentaria del PSOE de Andalucía ha insistido en esa “lealtad”, y ha rechazado, como pide el ex líder del partido, que haya que celebrar cuanto antes el congreso del que salga la nueva dirección política.

“No se puede poner la carreta delante de los bueyes”, ha dicho en Sevilla este lunes para intentar marcar el calendario, “es muy legítimo postularse, pero primero vamos a caminar hacia qué modelo de partido queremos y, a partir de ahí, hablaremos de las personas”. Y ha recordado que la misión de la gestora es precisamente “normalizar la situación” hasta el cónclave, “y eso lleva su tiempo”. Pradas ha aludido así a los casos de Galicia o Madrid, donde la gestora –montada precisamente por el equipo de Sánchez—funcionó entre ocho y nueve meses, buscando “el momento adecuado”.

Diferencias abismales entre posiciones

El PSOE-A se siente escocido tras las palabras de Sánchez, quien animó al socialismo andaluz a “reflexionar sobre su papel en el partido a nivel nacional, como factor de estabilidad” y puso en evidencia presiones de medios de comunicación y grandes empresas del Ibex 35 para impedirle cualquier intento de acercamiento a Podemos, con quien consideró que se debe trabajar “codo con codo” para plantar cara al PP. En este sentido, Pradas, que fue miembro de la ejecutiva de Sánchez, ha dicho no haber sido consciente de las mismas, y ha dejado ver el abismo entre ambas posiciones, ya que los andaluces nunca han ocultado su rechazo a la formación morada.

En este sentido, el diputado andaluz, muy cercano a Díaz, criticó que los de Iglesias aplaudieran en el debate de investidura la intervención de Bildu, “que estaba reivindicando una posición que se aproximaba mucho a una defensa de los planteamientos de los terroristas”. Y remarcó la “permanente descalificación” de Pablo Iglesias hacia el PSOE, por lo que “ni yo ni muchos socialistas nos sentimos en absoluto identificados con ese Podemos”.

Pradas se refirió además al aplauso con el que Podemos recibió las palabras del diputado de ERC Gabriel Rufíán durante su intervención en la sesión de investidura, en la que “renegó de Andalucía” y calificó de “cacique” a Díaz. Unas palabras que “expresan una radicalidad y una forma de entender la política que no comparte la inmensa mayoría de la gente en este país”, dijo Pradas, quien lamentó que “ya estamos acostumbrados a que desde el independentismo catalán se ataque a Andalucía”.

En este sentido, el dirigente andaluz se refirió además a la declaración de Sánchez abogando por reconocer a Catalunya como “nación”. “Yo no he escuchado otra cosa en mi partido hasta anoche, eso no se ha hablado nunca en ningún órgano del partido”, dijo, remitiendo a que el PSOE “tiene fijada su posición en el Documento de Granada”, donde se apuesta por una reforma constitucional que ahonde en el federalismo.