Hoy

Rivera reparte culpas entre Rajoy y Sánchez por el bloqueo institucional

Albert Rivera.
Albert Rivera. / Emilio Naranjo (Efe)
  • Cree que el líder del PP quiere que "le caiga del cielo la investidura" y que el del PSOE "pretende ser presidente a cualquier precio"

Albert Rivera ha asegurado hoy que si el 31 de octubre no hay Gobierno y hay que convocar terceras elecciones tiene claro que habrá dos culpables, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, a los que ha puesto casi en pie de igualdad. Él, desde luego, se libera de ese baldón porque cree que Ciudadanos "ya no puede hacer más", salvo esperar a que ambos "abandonen sus personalismos", pacten y contribuir, entonces, a facilitar una investidura a cambio de las 150 reformas que negoció con el PP.

Su opinión es que no hay tantas diferencias entre el PP y el PSOE que impidan que pacten la formación de un Ejecutivo, como lo demuestran los 100 puntos que ambos acordaron en común en sus negociaciones con Ciudadanos. "Lo único que impide que España se ponga en marcha es el personalismo de estos dos líderes. Son los que lo bloquean todo", ha resumido.

Considera que España sigue inmersa nueve meses después en el bloqueo institucional porque ni Rajoy ni Sánchez se mueven. "Rajoy no se mueve porque parece que quiere que le caiga del cielo la investidura y Sánchez no sale de qué parte del 'no' no has entendido", ha indicado en un discurso ante su grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid.

Rivera está convencido de que para que se produzca un desbloqueo y haya Gobierno "solo hace falta la voluntad de estas dos personas", que estén dispuestos a cambiar la posición que mantienen desde diciembre. Entiende que el problema es que Rajoy quiere ser presidente "sin cambiar nada" y Sanchez "quiere ser presidente a cualquier precio".

El líder de Ciudadanos tiene claro que ya no hay más posibilidad de evitar las elecciones que a través de un Gobierno en minoría del PP con la abstención del PSOE, porque los intentos de Sánchez de promoveer una alternativa con el apoyo de Podemos y Ciudadanos están condenados al fracaso y espera que el PSOE no se atreva a dar el paso de intentar un Ejecutivo con independentistas.

Su opinión es que ya solo queda esperar a que reúna el Comité Federal de los socialistas tras los comicios vascos y gallegos y decida si facilitan un Gobierno del PP o abocan al país a otras elecciones. "El PSOE tiene que decidir qué quiere ser de mayor", ha comentado. Habrá que ver, ha añadido, si se impone la tesis de Susana Díaz y otros barones, de que cuando pierdes tu sitio es la oposición, o la de Sánchez, "que busca pactar con quien sea para gobernar a cualquier precio".