Hoy

La vicepresidenta de Castilla y León renuncia a su cargo tras triplicar la tasa de alcoholemia

La vicepresidenta y portavoz de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón.
La vicepresidenta y portavoz de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón. / Efe
  • Rosa Valdeón achaca a la medicación y el cansancio que triplicara la tasa permitida, ya que según su versión, solo había bebido dos cervezas

  • Arrojó un resultado de 0,77 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en la primera prueba y de 0,72 en la segunda

Rosa Valdeón ha puesto fin a su carrera política. La vicepresidenta, consejera de Empleo y portavoz de la Junta de Castilla y León, ha comunicado al presidente autonómico, Juan Vicente Herrera, su renuncia irrevocable horas después de que se conociera que había triplicado la tasa de alcohol permitida al volante en un control que le hizo la Guardia Civil, según recoge el atestado, tras una maniobra peligrosa en la A-6.

En un escueto comunicado, la Junta ha señalado textualmente que «la vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, se ha reunido esta tarde con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, para presentarle formalmente su renuncia, con carácter irrevocable, tras un incidente de tráfico ocurrido en la tarde de este viernes en el que se vio implicada. Esta decisión de la vicepresidenta se basa en su deseo de que este incidente no perjudique el normal funcionamiento del Gobierno de la Comunidad.»

La dirigente del PP es procuradora en las Cortes de Castilla y León, escaño al que también renuncia. Valdeón, que ha sido el azote de los altos cargos y dirigentes del PP implicados en casos de corrupción o con conductas poco éticas en su actividad pública, abandona sus responsabilidades en la Junta de Castilla y León.

Juan Vicente Herrera decidió recuperar a Valdeón para la política autonómica en 2015, tras ocho años como alcaldesa de Zamora en los que la mayor oposición a la que se enfrentó como regidora fue la del aparato de partido en la provincia, liderado por Fernando Martínez Maíllo, hoy aupado por Mariano Rajoy a la Dirección del PP en la calle Génova como secretario de Organización.

La dimisión de Rosa Valdeón abre una notable brecha en el Gobierno de Juan Vicente Herrera. El presidente de Castilla y León elevó el perfil político de la zamorana con su nombramiento como vicepresidenta, el encargo de la cartera de Empleo y la responsabilidad de que fuera la voz y la imagen de la Junta de Castilla y León desde la portavocía oficial. Una posición de excepción ante el futuro relevo de Herrera.

Todo eso dio al traste el viernes por la noche, a la altura de Morales de Toro, donde fue interceptado el coche que conducía Rosa Valdeón, tras varios intentos anteriores de los agentes que resultaron infructuosos, según fuentes de la investigación, por la excesiva velocidad a la que circulaba el vehículo. La ya exvicepresidenta de la Junta de Castilla y León arrojó una tasa de 0,77 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en la primera prueba y 0,72 en la segunda, cuando el límite legal se establece en 0,25.

Rosa Valdeón es funcionaria de carrera de la Escala de Médicos Inspectores Sanitarios desde 1987 y fue directora general de Salud Pública de Castilla y León entre 2001 y 2003. Juan Vicente Herrera encargó a Valdeón la puesta en marcha de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades en 2003. Tras cuatro años de trabajo en los que levantó una consejería casi de la nada, Herrera propuso a Valdeón encabezar la candidatura a la Alcaldía de Zamora. Fue alcaldesa entre 2007 y 2015.

Rosa Valdeón es también miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular y, desde 2008, vicesecretaria autonómica de Políticas Sectoriales del PP de Castilla y León que preside Juan Vicente Herrera.