Hoy

Bajan de la valla de Ceuta los 60 inmigrantes y cinco son evacuados al hospital

Vista de la valla entre Ceuta y Marruecos.
Vista de la valla entre Ceuta y Marruecos. / Reuters
  • Los subsaharianos llevaban encaramados desde las 8 de la mañana

Los 60 inmigrantes subsaharianos que permanecían encaramados en la valla fronteriza de Ceuta desde las 08:00 horas de la mañana han depuesto su actitud y se han bajado, de los que cinco han sido trasladados al Hospital Universitario ceutí.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado, sobre las 07:00 horas un grupo de unos 150 inmigrantes subsaharianos han intentado acceder a territorio español de manera irregular "violentando" el perímetro fronterizo que separa España de Marruecos.

Las fuerzas de seguridad marroquíes, desplegadas en la zona, evitaron el acceso de algunos de estos inmigrantes hasta el área de seguridad del vallado. El resto, un grupo de 85 personas, tras romper una de las puertas de acceso al doble vallado, treparon a lo alto para evitar ser interceptados y lo lograron 60.

De este grupo, cinco inmigrantes han sido trasladados al hospital al presentar heridas de diversa consideración, si bien su estado no reviste gravedad, mientras que el resto del colectivo no ha logrado acceder a la ciudad al ser entregados a Marruecos.

Actitud violenta

Paralelamente unos 200 inmigrantes residentes en el CETI acudieron a las inmediaciones del perímetro y de este grupo varios inmigrantes adoptaron una actitud violenta contra las fuerzas de seguridad desplegadas en la zona, lanzando piedras y diversos objetos, que han provocado heridas a uno de los agentes de la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha contado con el refuerzo de miembros de la UIP del Cuerpo Nacional de Policía, de la UIR de la Policía Local, del Parque Móvil de la Ciudad Autónoma de Ceuta y de la Autoridad Portuaria y a las 14:30 horas se ha restablecido la normalidad en la zona.

El asalto de esta madrugada es el primero de carácter masivo desde el pasado 4 de junio, cuando 150 inmigrantes trataron de superar el espigón de la frontera norte de Benzú. En aquella ocasión sólo nueve de ellos consiguieron acceder a la ciudad después de permanecer encaramados a la valla durante varias horas.