Hoy

La mujer de Bárcenas pide que le desbloqueen de inmediato 2.099 euros para los gastos de sus propiedades

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas.
El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas. / Archivo
  • Rosalía Iglesias se queja ante el juez de que el bloqueo de sus cuentas tiene tan asfixiada a la familia que no le llega ni para pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles ni tan siquiera la comunidad de sus plazas de garaje

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, ha pedido al juez Pablo Ruz que le deje irse dos semanas (desde el 20 de febrero al 6 de marzo) de vacaciones a su lujosa residencia en la Val de Ruda, en Baqueira. Bárcenas, según fuentes cercanas al imputado, es un gran amante de la montaña y del esquí y quiere ir a pasar esos días en la Vall d’Arán, uno de los lugares más caros y exclusivos de la península para practicar deportes de invierno, para desconectar tras su largo paso por prisión.

Lo curioso del asunto, es que casi al mismo tiempo que Bárcenas pedía a Ruz autorización para irse a esquiar al pirineo, su mujer, Rosalía Iglesias, se queja ante este mismo juez de que el bloqueo de sus cuentas tiene tan asfixiada a la familia que no le llega ni para pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles ni tan siquiera la comunidad de sus plazas de garaje.

Iglesias, en un escrito al que ha tenido acceso este periódico, pide a Ruz que desbloqué inmediatamente 2.099 euros de sus cuentas. La mujer de Bárcenas reclama 376, 376 y 380 euros para afrontar el pago de las comunidades de tres plazas de garaje que el matrimonio tiene en propiedad en la garaje Loreto de la capital madrileña. Además, Rosalía Iglesias dice que también les están apremiando con una deuda de 437 euros por la comunidad de la plaza de garaje del chalet de Val de Ruda, la casa de Baqueira a la que aspiran irse de vacaciones.

La cosa no queda ahí. La también imputada asegura a Ruz que el matrimonio tampoco puede hacer frente a los 530 euros que le reclama el Organismo Autónomo de Gestión de Tributos Locales de Lleida por el IBI del chalet de la Vall d’Arán.