Hoy

Mas prepara a Cataluña para la «desconexión» con el Estado

vídeo

Artur Mas. / Efe | Atlas

  • El presidente de la Generalitat refuerza su gabinete con el nombramiento de dos comisionados, uno para impulsar estructuras de estado y el otro para desarrollar medidas anticorrupción

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha anunciado esta mañana el nombramiento de dos comisionados, altos cargos con rango superior a secretario general y que tienen derecho a asistir a los Consejos de gobierno, con los que quiere reforzar su gabinete y preparar a Cataluña para la "desconexión" con el resto de España. "Todavía no hemos recibido el mandato de constituir un estado, pero hay que prepararse por si lo recibimos en las elecciones del 27-S y hay que dejarlo todo preparado", ha afirmado esta mañana.

De los dos nuevos altos cargos, el comisionado para la transición nacional, que asumirá Carles Viver Pi-Sunyer, presidente del Consejo asesor para la independencia y exvicepresidente del Constitucional, recibe el encargo de planificar e implementar las estructuras de estado que le faltan a Cataluña para el día que sea un país independiente. Entre sus principales tareas está el desarrollo de la hacienda propia y el diseño de la Seguridad Social. El otro comisionado, Nuria Bassols, magistrada en excedencia del TSJC, tratará de desarrollar la ley de transparencia e impulsar medidas en este sentido, en un momento en que el Gobierno catalán está salpicado por el caso Pujol y la difusión de informaciones que le implican en casos de corrupción, aunque Mas ha querido dejar claro que no trata de "blindarse" contra los escándalos de la corrupción. Además, entre los 10 proyectos estratégicos presentados por Mas para los siete meses que quedan de legislatura y dar impulso a la acción de gobierno, ha destacado la creación de un plan de infraestructuras estratégicas, que busca preparar a Cataluña para el momento de la "desconexión legal" con el resto de España, en la que tendrá que asumir el control de la infraestructuras básicas.

Mas no ha querido poner un límite temporal al acuerdo con ERC sobre la hoja de ruta para después del 27-S y ha expresado que más importante que el calendario es tratar de que el pacto lo suscriban el máximo de fuerzas posibles. "Alguna fuerza pone interrogantes", ha dicho en referencia a Unió. Aun así, ha expresado que si UDC no se suma, "tirarán adelante" igualmente. Sobre las relaciones con Esquerra, ha expresado que están en una situación de "mayor normalidad y tanquilidad". "Como siempre tenía que haber sido", ha afirmado.

Respecto a sus relaciones con el Gobierno central, Mas no ha confirmado si el viernes asistirá al acto de inauguración de la interconexión eléctrica entre Francia y España, en Girona, en la que estarán presentes Mariano Rajoy y Manuel Valls, "Intentaré ir, tengo otro acto y trataré de hacerlos compatibles", ha afirmado.