Hoy

'Alfon' denuncia que su proceso judicial ha estado condicionado políticamente

vídeo

La madre de Alfonso Fernández, 'Alfon', único detenido en la huelga general del 14 de noviembre de 2012 lee un manifiesto. / Efe

  • El joven está condenado a cuatro años de cárcel por tenencia de explosivos durante la huelga general de 2012

Alfonso Fernández Ortega, conocido como Alfon, ha denunciado que el proceso judicial que ha terminado con una condena para él de cuatro años de cárcel por tenencia de explosivos durante la huelga general de 2012 ha estado condicionado por motivos "políticos e ideológicos".

Así lo ha manifestado el joven de 23 años en una rueda de prensa concedida en Ateneo de Madrid para explicar los detalles de la sentencia de la Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid, fechada el 23 de diciembre.

El abogado de Alfon, Erlantz Ibarrondo, ha manifestado su disensión respecto a la sentencia de la Justicia por incoherencias durante todo el proceso judicial que no han quedado resueltas tras la resolución del juicio. Según ha asegurado, recurrirán la decisión del juez al Tribunal Supremo.

Para Erlantz, uno de los principales "puntos oscuros" del proceso ha sido que la palabra de la policía "ha cuestionado la presunción de inocencia" y ha contado con mucho más valor que la de los testigos de la defensa, quienes "solo han ocupado dos líneas en la sentencia final".

Sobre el recurso, ha asegurado que tienen esperanzas de que pueda prosperar, al igual que mantuvieron la esperanza de que el resultado del juicio fuera absolutorio.

En este sentido, Alfon ha criticado el cariz "estrictamente político" que ha tenido este caso desde el momento de la detención y ha destacado que durante todo el proceso fue interrogado sobre sus motivaciones ideológicas y su pertenencia a grupos radicales y delictivos como las Brigadas Antifascistas o los Bucaneros.

Además, ha elaborado un alegato contra el sistema capitalista y contra el "estado policial" que, a su juicio, gobierna España y que tiene como objetivo atacar a la clase proletaria y a los trabajadores a través de la "represión".

La sentencia consideró probado que el 14 de noviembre de 2012, día de huelga general convocada por los sindicatos CCOO y UGT, el ahora condenado se encontraba en las proximidades de la avenida de Buenos Aires de Madrid y portaba una bolsa que tiró al suelo cuando unos agentes de paisano se acercaron.

Alfon ya fue condenado el pasado mes de diciembre a un año de prisión por un delito de lesiones y otro de resistencia a la autoridad, si bien fue absuelto del delito de atentado contra agente de la autoridad.