Hoy

Mas: «Es de ingenuos pensar que el Gobierno no ha tenido nada que ver con la querella»

El presidente catalán, Artur Mas.
El presidente catalán, Artur Mas. / Efe
  • "Es muy decepcionante y sintomático de cómo funciona y respira el Estado español", afirma el presidente de la Generalitat

  • Niega que esté priorizando los intereses electorales de CiU con su propuesta de lista unitaria soberanista, y pone como prueba el hecho de que no convoque elecciones ahora, cuando los sondeos vuelven ser favorables a la federación nacionalista

El presidente catalán, Artur Mas, ha afirmado que sería de "ingenuos" pensar que "el Gobierno no ha tenido nada que ver" en la presentación por parte de la Fiscalía de una querella contra él y dos miembros de su Govern por el proceso participativo del 9-N, suspendido por el Tribunal Constitucional.

En una entrevista en el canal catalán 8TV, Mas aseguró que "en la querella está la mano del Gobierno. Seríamos ingenuos si no lo pensásemos" porque hubo dirigentes del PP "íntimamente conectados con el Gobierno" que "la anunciaron previamente", ha apuntado.

"La querella es muy decepcionante y sintomático de cómo funciona y respira el Estado español. Es muy emblemática de la calidad democrática de este país", agregó Mas, que cree que el presidente Mariano Rajoy "supongo que no lo hizo por escrito (las supuestas órdenes a la Fiscalía), pero debía ser muy fácil indicar o presionar".

Mas se ha preguntado así: "¿Alguien se cree que la Fiscalía ha actuado totalmente al margen del Gobierno?". El presidente de la Generalitat ha recordado que la querella plantea delitos contemplados en el Código Penal aunque, ha dicho, "no me veo en la prisión (...) espero que no pase". "No tengo conciencia de haber hecho ninguna infracción", ha añadido.

Niega estar priorizando los intereses de CiU

Mas ha negado que esté priorizando los intereses electorales de CiU con su propuesta de lista unitaria soberanista, y prueba de ello es que no convoca las elecciones ahora, cuando los sondeos vuelven ser favorables a la federación nacionalista tras el 9-N y la querella que ha presentado Fiscalía.

El presidente de la Generalitat ha señalado que en las negociaciones que abrirá con los partidos que apoyaron el 9-N no pondrá encima de la mesa "condiciones personales" en la negociación, pero sí "de proyecto", ya que el objetivo de estos comicios sean un punto de inflexión que permitan a Cataluña dar un paso decisivo hacia la independencia.

Ante las críticas que el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho a las propuestas de Mas, ha declarado: "Quien para una minoría de catalanes" es el mandatario español, y ha recordado que no se puede menospreciar que haya en el Parlament un 80% de diputados que, como él, están a favor del derecho a decidir.

Lista única

Sobre la lista única, ha dicho que él está dispuesto a hablar de todo y que su objetivo no es diluir a los partidos: "No se trata de que invernen. ¿Se puede hacer una operación de esta naturaleza con la pugna política partidista tradicional?". También ha dicho de que en todo momento se preservará la pluralidad, por lo que ha hecho un símil y ha comparado a los miembros de la lista unitaria que propone con una selección nacional, donde juegan los mejores de cada equipo.

En su opinión, la lista unitaria soberanista debe servir para lanzar un mensaje en todo el planeta, y ha recordado que a nivel diplomático, hay el código que no permite una declaración de independencia si no es estrictamente democrática: "Si no se pasa por las urnas no te lo avalarán".

Si la lista unitaria no es posible, la legislatura continuará, y preguntado sobre qué plazo se da para que culminen las negociaciones para formalizar esta candidatura, no ha lanzado concreciones: "Me gustaría poderlo hacer sin tardar mucho. Tampoco quiero que la prisa nos lleve a un error".