Hoy

La Comisión Europea elude valorar el 9-N por ser una «cuestión interna» de España

Un voluntario cubre el acta en uno de los puntos de votaciones en el proceso participativo del 9-N.
Un voluntario cubre el acta en uno de los puntos de votaciones en el proceso participativo del 9-N. / Alberto Estévez (Efe)
  • Sigue así la línea que fijó el anterior Ejecutivo comunitario de José Manuel Durao Barroso

La Comisión Europea ha eludido valorar el resultado del proceso participativo del 9-N celebrado este domingo en Cataluña y sus posibles consecuencias por considerar que se trata de una cuestión interna de España.

"No es el papel de la Comisión expresar una opinión sobre cuestiones de organización interna que tienen que ver con el orden constitucional de nuestros Estados miembros", se ha limitado a señalar el portavoz del nuevo Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, al ser preguntado por el 9-N.

"No tengo nada más que decir sobre esto", ha agregado el portavoz al preguntársele si consideraba oportuno lanzar un llamamiento al diálogo entre el Gobierno español y la Generalitat. Schinas ha eludido también contestar a las preguntas sobre las quejas que pretenden presentar ante Bruselas organizaciones catalanas.

Con su negativa a pronunciarse sobre Cataluña por considerar que se trata de un asunto interno que depende del orden constitucional español, la nueva Comisión presidida por el conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker sigue la línea que fijó el anterior Ejecutivo comunitario de José Manuel Durao Barroso.