Hoy

El PP muestra su preocupación tras la encuesta del CIS

  • Pujalte llama a la reflexión mientras los populares asumen que los casos de corrupción le pasan factura al partido

En el PP se ha recibido con preocupación el último sondeo del CIS. El partido ha caído más de dos puntos desde agosto y Podemos incrementa su fuerza. Los populares reconocen que los casos de corrupción les están pasando factura y en el Congreso de los Diputados Vicente Martínez-Pujalte ha admitido que los de hoy "son datos para la reflexión".

Los escándalos destapados inquietan en las filas populares. La diputada María Arenales ha subrayado que los casos que van saliendo a la luz "afectan muchísimo" al PP a la hora de recabar apoyos en las urnas. "Estamos todos hartos, hasta las narices de los temas de corrupción; es irrespirable", ha aseverado. A su juicio, las corruptelas perjudican a los ciudadanos, que hacen sacrificios, pero también "a la gente de los partidos", que trabaja desde hace años en las formaciones.

Mientras, Martínez-Pujalte recoge la bajada del PP en las encuestas e insta a su partido a seguir trabajando "con honradez y eficacia" para recuperar posiciones y plantear una "oferta electoral atractiva" a los ciudadanos. "Eso marcará la tendencia para el futuro".

Desde la cúpula del PP no se llega tan lejos. La dirección diferencia entre sondeos y realidad, convencida de que el día de los comicios los ciudadanos votan diferente a lo que comunican en las encuestas.

El vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, ha afirmado que los electores apuestan por "la estabilidad, la tranquilidad y la seguridad que dan los gobiernos" y no por "experimentos con gaseosa".