Hoy

El PSOE acusa al Gobierno de conceder «un indulto encubierto» a Jaume Matas

Jaume Matas, el pasado viernes
Jaume Matas, el pasado viernes
  • El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, considera "inaceptable" que el expresidente de Baleares accediese el pasado viernes al tercer grado penitenciario

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, ha asegurado hoy que el Gobierno "ha concedido un indulto encubierto" al expresidente de Baleares Jaume Matas, quien el pasado viernes accedió al tercer grado penitenciario.

En una rueda de prensa, previa a un coloquio con afiliados del PSOE en Valladolid, Hernando ha asegurado que se trata de una situación "grave", ya que no se ha respetado el criterio de la Junta de Tratamiento de la prisión de Segovia, que había propuesto "la progresión a segundo grado de Matas, lo que en ningún caso le hubiese permitido salir de prisión".

"Sin embargo, el Gobierno de Mariano Rajoy, en una decisión absolutamente política, decidió clasificarle en tercer grado y mandarle a la calle", ha insistido. El diputado socialista considera "inaceptable" que, "con todos los casos de corrupción que se están destapando en estos momentos", el Ejecutivo haya concedido "un indulto encubierto" a Matas que le ha permitido salir de prisión "cuando no ha cumplido ni tres meses de su condena y cuando le esperan otros muchos procesos de corrupción".

Por ello, el PSOE ha solicitado esta tarde la comparecencia "urgente e inmediata" del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en el Congreso de los Diputados, para que explique "las razones que han llevado a Mariano Rajoy a poner a Matas en la calle", ha indicado. El PSOE solicitará tanto al Gobierno como a la fiscalía que recurra la progresión a tercer grado de Jaume Matas, "para que vuelva lo antes posible a prisión".

"Es inaceptable y una vergüenza que, teniendo la corrupción que tenemos en este país y después de lo que se ha conocido en las últimas semanas, el señor Matas haya salido a la calle ya por una decisión política del Gobierno y de Instituciones Penitenciarias", ha manifestado el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados. Y además, a su juicio, se ha hecho "en pleno revuelo de la Operación Púnica" para que pasase "de forma desapercibida", por lo que ha acusado al Ejecutivo central de actuar con "premeditación y alevosía" a la hora de conceder un "indulto encubierto" a Jaume Matas.

Hernando ha anunciado que el PSOE, durante una reunión de la Ejecutiva Federal el próximo miércoles en Valencia, aprobará una treintena de medidas para luchar contra la corrupción que después serán trasladadas al Congreso en forma de proposición de ley. De esa batería de propuestas, el portavoz socialista ha destacado la tipificación como delito con penas de prisión de la financiación ilegal de los partidos políticos, algo que "hasta ahora era una irregularidad administrativa".

Hernando ha opinado que los políticos deben tener "más obligaciones que los ciudadanos" y considerado que quien se dedica a la política "tiene que demostrar, cuando llega, con qué llega, y cuando se va, con qué se va," y "si mientras tanto se ha enriquecido, tiene que demostrar de dónde viene ese dinero". El PSOE propondrá también que los diputados y senadores abandonen sus escaños en el momento en que sean imputados "sin esperar a juicio ni a la sentencia", y que sean sustituidos por el siguiente de la lista.

Además, los socialistas plantearán la creación de la oficina anticorrupción "con personal y medios suficientes" para "investigar y perseguir todos los casos de corrupción" en la Administración General del Estado y en las administraciones autonómicas y locales. En su opinión, todos los casos de corrupción se deben llevar desde la Audiencia Nacional y mediante procesos "sumarios y preferentes".

"El único pacto que está dispuesto a hacer el PSOE con el PP y con el resto de partidos es a qué velocidad cambiamos las leyes y a qué velocidad combatimos radicalmente e implacablemente a los corruptos", ha manifestado. Hernando ha opinado que el PP "no es creíble a la hora de combatir la corrupción" porque "por una parte" exige la dimisión del presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, y "por otra parte pone a Matas en la calle".