Hoy

Un zamorano tendrá que ir a la cárcel cinco años después de robar 476 euros

Segismundo Arribas, ante la Audiencia Provincial de Zamora.
Segismundo Arribas, ante la Audiencia Provincial de Zamora. / A.P.
  • Recogen 25.000 firmas para que se revise su causa o se le indulte por el hurto que cometió cuando era drogodependiente

El tiempo corre en su contra. El mes de septiembre se acerca de forma implacable y retumba en su cabeza la fecha de su ingreso en prisión. Nada más sabe de una entrada en la cárcel por un robo cometido en el año 2009, cuando era drogodependiente y que ahora recuerda como muy lejano y alejado de su vida actual.

Segismundo Arribas, zamorano de 42 años, tiene que ingresar en prisión en el mes de septiembre para cumplir una pena de tres años por el robo de objetos de una obra por valor de 476,40 euros y por un delito de resistencia y lesiones a la autoridad al intentar escapar, una acusación, esta última, que siempre ha negado.

Sin embargo y a pesar de que sus intentos por conseguir el indulto habían fracasado, la puesta en marcha de la plataforma ‘Libertad para Segis’ le ha devuelto la esperanza y ha conseguido el apoyo de 25.000 personas que han firmado una petición para que no entre en prisión tanto a través de Internet, en ‘change.com’, como en bares y establecimientos de la capital zamorana.

La carta, dirigida a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril Bustamante; al presidente de la Audiencia Provincial de Zamora, Jesús Pérez Serna, y al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, pide una segunda oportunidad para Segis, que en los últimos cinco años ha rehecho su vida junto a su mujer y sus dos hijas, de 18 y 20 años, y que se encuentra ya en la última fase del programa de rehabilitación de drogodependencias de Proyecto Hombre de Zamora.

“Yo ya he pagado. Estoy reinsertado y colaboro con la sociedad y con los chicos de Proyecto Hombre. Pido que me den el indulto o la posibilidad de poderlo pagar de otra manera que no sea entrar en prisión”, explicó Segismundo Arribas, quien además de ser el responsable del taller de pintura de Proyecto Hombre, colabora como voluntario en el Centro de Acogida Madre Bonifacia de Cáritas.

Por este motivo y porque “ha cogido las riendas de su vida y es hoy una persona prácticamente reinsertada en la sociedad”, los colectivos Podemos, Izquierda Unida, Izquierda Anticapitalista, la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) preparan un escrito para pedir el indulto y la suspensión de la entrada en prisión hasta que se haga efectivo el mismo.

“Como consecuencia de una serie de errores en la defensa legal, ni el Juzgado de lo Penal ni la Audiencia Provincial han tenido en cuenta que era drogodependiente en el momento en que cometió los robos, por lo que se vulnera el artículo 87 del Código Penal”, aseguran desde la plataforma, que pide que se revise la causa de acuerdo a la suspensión de la ejecución de la pena que existe para personas drogodependientes cuya actividad delictiva viene motivada por su adicción.

“Tendría que entrar año y medio para que me dieran un tercer grado, pero para mí ahora mismo entrar en prisión es un palo muy grande porque mi vida ha cambio mucho. Estoy más integrado en la sociedad y me relaciono con mucha más gente”, explica Arribas, quien defiende que si el objetivo de la cárcel es la reinserción, él ya está reinsertado y “no hace falta dar otro gasto a la sociedad”.

En los próximos días está previsto que la plataforma salga a la calle para recoger más firmas y mañana tendrá lugar una manifestación en la plaza de la Constitución de Zamora que pedirá ‘Libertad para Segis’, una lucha que busca darle una segunda oportunidad en la que se vislumbra con su familia y con planes de futuro como buscar un trabajo.