Hoy

Una pitón de un metro lleva cuatro días suelta por Zaragoza

Imagen de una serpiente pitón
Imagen de una serpiente pitón / Efe
  • La serpiente se escapó de un piso de la capital aragonesa el lunes, cuando su dueño salió a comprarle un ratón para comer

Una pitón de un metro de largo, que al parecer se escapó de un piso de Zaragoza el pasado lunes cuando su dueño salió a comprarle comida, anda suelta por la ciudad desde entonces, sin que por el momento se haya encontrado rastro del animal ni se conozca su paradero.

Cristian Gómez, de 32 años, ha informado de que salió de su casa un momento "para ir comprar un ratón a la serpiente" y, en ese intervalo de tiempo, "debió de salir por un respiradero del terrario, con tan mala suerte que tenía la ventana de la cocina abierta y se escapó".

Después de dos horas buscándola por el piso, alertó a la Policía Local y a los Bomberos de Zaragoza para decir que su pitón se había escapado. Hasta allí se desplazaron los efectivos de los Bomberos y de la Policía Local, que estuvieron revisando terrazas del inmueble y algunos rincones del edificio, pero no han encontrado nada.

Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza han emitido un mensaje de tranquilidad a la población porque el animal no es peligroso. Este tipo de serpientes no son venenosas, son constrictoras, pero dado su tamaño y su edad no entraña peligro para la población, aseguran estas fuentes oficiales. Según las mismas fuentes, el animal puede estar en 800.000 sitios, en el ascensor, en una tubería o puede morir por inanición.

Desde los bomberos han indicado que es difícil dar con el animal porque una pitón se puede meter en cualquier sitio, incluso por una tubería de desagüe. Al principio los vecinos del inmueble se asustaron por este asunto, aunque después se tranquilizaron cuando se les explicó que el animal no era peligroso.

Sin embargo, el propietario ha expresado su preocupación por el asunto, ya que teme que pueda pasar algo y considera que tanto bomberos como los efectivos policiales deberían buscar más a fondo la serpiente.

El dueño, que ha presentado la correspondiente denuncia de extravío del animal, está convencido de que en su casa no está porque nada más enterarse de que se había escapado el animal cerró la ventana. Además, metieron un perro para buscarla, pusieron un ratón de cebo "y no ha salido". La serpiente se escapó de un piso de la calle Teodoro Iriarte Reinoso, del barrio de Delicias.