Hoy

Navarro responsabiliza a Rajoy y Mas de «alimentar la confrontación» en Cataluña

El líder del PSC, Pere Navarro. / Toni Garriga (Efe)
  • Carga contra CiU, ERC e ICV-EUiA por las reacciones que tuvieron sobre la agresión que padeció el fin de semana, porque trataron de convertir "al agredido en sospechoso"

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha acusado a los presidentes Mariano Rajoy y Artur Mas de protagonizar "escenas que alimentan la confrontación", como la de no verse el pasado jueves pese a que participaban en un mismo foro en Barcelona.

"Cuando ellos no dan ejemplo, cuando esto se traslada al conjunto de la sociedad, pues aparecen unos elementos fanatizados que llevan las cosas al extremo, al insulto, a la amenaza, a la confrontación. Es muy peligroso", ha dicho en declaraciones a TVE al preguntársele por su agresión del domingo y por si hay crispación. Cree que los dos presidentes al menos debieron "simplemente haberse saludado" en el foro del jueves, aunque deberían reunirse para abordar muchos temas, incluida la consulta de autodeterminación.

Además, ha cargado contra CiU, ERC e ICV-EUiA por las reacciones que tuvieron este lunes sobre la agresión que él padeció el fin de semana, porque trataron de convertir "al agredido en sospechoso". Los tres partidos lamentaron y condenaron la agresión que sufrió el líder socialista. CiU y ERC lo tildaron de hecho aislado y negaron crispación política, e ICV-EUiA pidió no utilizar de forma partidista el incidente.

Navarro ha dicho que Cataluña tiene un problema gravísimo si tiene partidos que reaccionan así: "Yo no soy quien tiene que dar explicaciones, yo soy el agredido (...). Estoy muy preocupado, no por la agresión, estoy preocupado por la reacción de algunos. Condenan la violencia, pero después de condenarla lanzan un 'pero'; entonces la condena ya no sirve".

Reproche a Oriol Junqueras

Para el líder del PSC, la Generalitat niega la crispación política porque vive en una burbuja que nada tiene que ver con lo que pasa en los barrios de Cataluña, con lo que pasa "en las familias y los compañeros de trabajo de están divididos".

También ha lamentado no haber recibido una llamada del presidente de ERC, Oriol Junqueras, tras la agresión: "Si él hubiera recibido algún tipo de agresión, a los pocos minutos hubiera tenido mi llamada de solidaridad".

Ha revelado que le llamó el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, que le expresó su solidaridad, le ofreció colaboración y le comentó que recientemente había sufrido "un incidente parecido".

Navarro ha sentenciado que corresponde a los que entienden de seguridad pronunciarse sobre como debe ser escoltado a partir de ahora, y ha dicho que esta es competencia de los Mossos d'Esquadra, en quienes confía "plenamente".

El líder socialista ha asegurado que el clima de crispación del cual advierte no es un invento ni una estrategia suya para obtener réditos políticos, y que él prefiere aparecer públicamente hablando de "propuestas" políticas.