El nuevo comisario incidirá en la violencia de género y el acoso escolar

Aurelio Fernández, en el centro, arropado por varias autoridades. :: brígido/
Aurelio Fernández, en el centro, arropado por varias autoridades. :: brígido

Aurelio Fernández tomó ayer posesión de su cargo y resaltó sus planes de impulsar el área de participación ciudadana de la Policía Nacional

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Luchar contra la violencia de género, atender las necesidades de los mayores, las personas en riesgo de exclusión social y los menores. También concienciar a estos últimos y a los jóvenes de los peligros de las redes sociales y del acoso escolar. Estos son algunos de los retos que se ha marcado conseguir el nuevo comisario de la Policía Nacional de Mérida. Aurelio Fernández Sánchez tomó ayer posesión del cargo en la comisaría local con el propósito de impulsar el área de participación ciudadana y llevar a cabo un plan de turismo seguro para Mérida. Quiere con esta última medida evitar robos y hurtos en este sector económico tan importante para la capital autonómica.

Sobre el tema de los menores y los jóvenes incidió en la idea de luchar contra el acoso escolar y el acoso en las redes sociales e Internet. Y resaltó la necesidad de concienciarles en la prevención de conductas de violencia de género. Para ello anunció un plan director para la convivencia en centros educativos y su entorno.

DATOS BIOGRÁFICOS

Aurelio Fernández Sánchez
Nace en Talarrubias (Badajoz) el 9 de enero de 1961. Casado y con dos hijos.
Trayectoria profesional
Ingresó en la Policía en 1980, con 19 años, como Caballero cadete de la segunda promoción del cuerpo en la Academia General Militar de Zaragoza.
Algunos destinos
En 1985 fue destinado a Gran Canaria; en 1986 fue seleccionado como profesor en el Centro de Formación de la Policía de Ávila, donde impartió clases durante once años; desde 1997 estuvo destinado en la Jefatura Superior de Policía de Extremadura donde ascendió a inspector jefe en 2002. En 2010 fue nombrado Jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana. Está en posesión de más de veinte cursos de especialización en materias policiales y ha sido condecorado con varias distinciones, medallas y cruces.

Dijo que Mérida, además de ser una ciudad «segura, tranquila y amable», es una de las más seguras de España y también de Extremadura. Por eso, se ha propuesto consolidar y hacer continuas las bajas cifras de criminalidad durante el tiempo que ocupe su cargo. Para ello pidió la colaboración de los ciudadanos de Mérida, a los que prometió que ayudará «para mejorar su calidad de vida».

Germán López Iglesias anunció el aumento de la plantilla de policías en varias ciudades de la región

Aurelio Fernández, que resaltó su «vocación de servicio» asegura que el trabajo que se le encomienda a partir de ahora «será más llevadero, pues lo desarrollaré por y para los paisanos extremeños». Como él. Natural de la localidad pacense de Talarrubias, aunque ha trabajado en varias regiones españolas, el nuevo comisario ha desempeñado gran parte de su trabajo como policía en esta comunidad, los últimos años en Badajoz, por lo que se considera un gran conocedor «de los problemas de la comunidad». Él mismo se definió como un policía «de la cantera de Extremadura».

Fernández agradeció la confianza depositada en él para desempeñar el cargo de comisario y señaló que acepta el reto «con entusiasmo, seriedad y responsabilidad».

Numerosas personalidades

A la toma de posesión de Aurelio Fernández acudieron numerosas personalidades políticas y mandos de la Policía Local y Guardia Civil, además de compañeros del nuevo comisario de su trayectoria como agente en Badajoz, donde ha desempeñado sus últimos años en el cuerpo. Estuvieron presentes el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, el director general de la Policía Nacional, Germán López Iglesias, la delegada del Gobierno, Cristina Herrera, el jefe de la Policía Nacional en Extremadura, José Antonio Togores, el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna y la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, además de diputados de la Asamblea y otros cargos relevantes. Tampoco faltaron la mujer y los hijos del nuevo comisario de Mérida.

Aparte del anuncio que hizo López Iglesias sobre que, a lo largo de este año, se va a incrementar la plantilla de la Policía Nacional en ciudades como Mérida o Badajoz, todos coincidieron en que no hay mejor persona y policía que pueda ocupar el puesto de comisario en Mérida.

Rodríguez Osuna pidió a Fernández luchar contra el vandalismo, sobre todo en áreas patrimoniales, y sugirió si este podía permanecer en el cargo más que sus antecesores, que han estado poco tiempo. De hecho, la anterior comisaria, María Elisa Fariñas, estuvo en Mérida alrededor de un año. Todos los presentes alabaron su trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos