Vecinos de la calle Almendralejo sufren un problema de aguas fecales

Local afectado. :: romero/
Local afectado. :: romero

REDACCIÓN MÉRIDA.

Vecinos del número 42 de la calle Almendralejo se quejan de que sufren un problema de unas aguas fecales en un local situado en los bajos del edificio por un problema que surgió hace meses.

Una de las vecinas, Sara Sansinena, explica que desde finales del pasado año, tras una avería en los bajantes del edificio, se produjo un atasco. «No nos permiten repararlo, pues la arqueta se encuentra en el local comercial de la planta baja del edificio. Y el local está expropiado a su anterior propietario por la Junta».

Dicen que han interpuesto varias denuncias, incluso a Sanidad. «Todas las aguas fecales del edificio van a desembocar directamente a ese local, que está inundado, y estas a su vez se vierten a la calle debido al desbordamiento. Es horrible pasar por la acera por el olor nauseabundo que desprende». Piden una solución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos