Una treintena de jóvenes reciben 20 euros por no beber al volante

Una treintena de jóvenes reciben 20 euros por no beber al volante

La iniciativa Noc-Turnos, impulsada por el Ayuntamiento y FEBE, se desarrolló la noche del viernes en la Plaza de Santo Domingo

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Más de 30 jóvenes emeritenses que participaron el pasado viernes por la noche en la iniciativa del conductor alternativo, una iniciativa del Ayuntamiento y la Federación Española de Bebidas Espirituosas dieron negativo en los tres controles de alcoholemia a los que fueron sometidos. El premio fue un cheque de gasolina por valor de 20 euros.

Esta acción, correspondiente al programa Noc-Turnos, y que contó con la colaboración del Centro Universitario de Mérida, se realizó en una zona de paso obligado en zona de marcha de la ciudad, como es la plaza Santo Domingo. El objetivo es el de concienciar a los jóvenes sobre la conveniencia de practicar el conductor alternativo y realizar un consumo responsable de bebidas alcohólicas.

La acción consistió en informar primero a los jóvenes sobre la necesidad de elegir un conductor alternativo cuando salgan de marcha, que es aquel amigo que esa noche no bebe, y se responsabiliza de conducir para llevar a todos sanos y salvo a sus casas. De esta labor se encargaron los monitores, que fueron estudiantes de tercer curso del grado de Enfermería del Centro universitarios de Mérida.

Estudiantes de tercer curso de Enfermería del Centro Universitario informaron a los jóvenes del 'conductor alternativo'

Bajo la premisa de que alcohol y conducción son totalmente incompatibles, se premió con diferentes regalos (camisetas, y cheques de gasolina) a aquellos jóvenes que demostraron no consumir nada de alcohol durante toda la noche.

Para participar, los jóvenes tuvieron que presentar su carné de conducir a los monitores, tras lo que recibieron un pasaporte que se les fue sellando a medida que iban pasando los sucesivos controles de alcoholemia.

A lo largo de la noche se realizaron cuatro pruebas de alcoholemia en las que los participantes sólo podían continuar si demostraban que no habían consumido absolutamente nada de alcohol. Es decir, los participantes tenían que dar 0,0 en todos estos controles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos