Un tercio de los conductores que ha hecho un test de alcoholemia en Mérida ha dado positivo

Dispositivo para hacer pruebas de alcoholemia. :: j. m. romero/
Dispositivo para hacer pruebas de alcoholemia. :: j. m. romero

El etilómetro y alcoholímetro de la Policía Local realiza más de 30 pruebas desde noviembre, de las cuales 11 superaban el 0,60

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Desde noviembre, mes desde el que la Policía Local dispone de etilómetro y alcoholímetro para prevenir el consumo de alcohol al volante, los agentes han realizado más de 30 pruebas. Han resultado positivas 11 de ellas, lo que supone el 36%. O dicho de otro modo, uno de cada tres conductores iban bebidos al volante.

El delegado de Policía Local, Tráfico y Seguridad Ciudadana, Marco Antonio Guijarro, indica que de las positivas, cuatro de ellas se consideran infracciones administrativas, pues el resultado de la tasa de alcohol en aire espirado es menos de 0,60 miligramos por litro.

Por el contrario, las siete restantes se consideran infracciones penales, pues la tasa de alcohol en aire espirado es superior a 0,60 miligramos por litro, lo que supone la comisión de un delito contra la seguridad vial.

El pasado mes de noviembre, el equipo de gobierno adquiría en propiedad un etilómetro, un alcoholímetro y las boquillas correspondientes para que la Policía Local pueda realizar controles de alcoholemia en el casco urbano. En la compra de estos dispositivos se invirtió 7.112 euros, IVA incluido.

Esta era una demanda histórica tanto de los vecinos de la ciudad como de los agentes locales. Estos reclamaban hace tiempo poder disponer de estos dispositivos para realizar los controles sin tener que pedirlos cedidos a la Dirección General de Tráfico o, incluso en alguna ocasión, a los equipos de atestados de la Guardia Civil, que siempre los han cedido amablemente.

La compra se hizo en verano, el pasado mes de agosto.

Los dispositivos están en la Jefatura de la Policía Local bajo la custodia de los agentes que estén de guardia. Se utilizarán cuando se precise hacer algún control de alcoholemia en las calles de la ciudad, momento en el que se cogerán y se llevarán hasta el sitio acordado.

Uno de los puntos fuertes de la política de seguridad del actual equipo de gobierno está en luchar contra el consumo de alcohol en menores y alcohol al volante.

La adquisición de estos equipos para detectar alcohol al volante da por cerrada una petición que la Policía Local tenía hace años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos