La Policía Nacional detiene a seis personas por 27 robos en Mérida y otros ocho pueblos

La Policía Nacional detiene a seis personas por 27 robos en Mérida y otros ocho pueblos

Los agentes han realizado seis registros en viviendas donde han encontrado numerosos vehículos, tablets, televisores y móviles

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Agentes de la Policía Nacional de Mérida detuvieron el pasado 23 de mayo a seis personas por presuntos robos. El comienzo de la operación ya fue adelantada por HOY hace varios días tras los registros que se habían producido en varias viviendas de la ciudad situadas en la barriada de San Antonio y en algún inmueble de la avenida de Portugal.

Los detenidos, que formaban presuntamente una banda criminal totalmente organizada, son seis hombres de nacionalidad española, de entre 20 y 30 años de edad, con antecedentes. Tras ser identificados, ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, quien ha decretado el ingreso en prisión de dos de ellos.

El presunto grupo criminal funcionaba de manera totalmente organizada. Cada uno realizaba una función bien diferenciada dentro del grupo. Unos se dedicaban a seleccionar los objetivos, otros conducían los vehículos, otros se dedicaban a forzar las cerraduras de las propiedades y otros eran los que se encargaban de vender los efectos sustraídos.

Tras quemar los coches que utilizaban para robar los deguazaban para venderlos por piezas

A todos ellos se les imputa 10 robos con fuerza en establecimientos de Mérida y Montijo, y otros 17 robos de vehículos en las localidades de Almendralejo, Monesterio, Olivenza, Valverde de Leganés, Miajadas, Montijo y Badajoz.

La investigación de estos robos comenzó hace meses. Los agentes de la Comisaría de Mérida tuvieron noticias de la existencia de un grupo que se dedicaba a robar vehículos que utilizaban en otros hechos similares en establecimientos comerciales. Asaltaban estos locales mediante el método del alunizaje o utilizaban dichos vehículos para huir del lugar de los hechos.

Los ahora detenidos, según explica la Policía Nacional, se apoderaban de los vehículos utilizando medios técnicos avanzados. Puenteaban el sistema electrónico de arranque utilizando una centralita insertada en el puerto OBD, que es el sistema de diagnóstico de a bordo de los mismos.

Quemaban los coches

Tras cometer los robos se deshacían de los vehículos sustraídos. Los quemaban en lugares alejados del núcleo poblacional y los dejaban totalmente calcinados, o los desguazaban para después venderlos por piezas.

La operación policial ha culminado con el registro simultáneo de varias viviendas en Mérida. En ellos, los agentes se han incautado de numerosos efectos provenientes de estos robos como dos vehículos, teléfonos móviles, tablets, televisores, ropa deportiva de marca, etc.

Además tenían en su poder diferentes instrumentos que utilizaban para efectuar los robos con fuerza como palancas, mazas, gatos hidráulicos, hachas, tenazas, guantes, pasamontañas, palanquetas...

Los detenidos habían extendido su actividad delictiva en la ciudad de Mérida y otras poblaciones tales como Almendralejo, Montijo, Monesterio, Olivenza, Valverde de Leganés, Miajadas e incluso Badajoz capital. Los establecimientos comerciales donde actuaban eran, principalmente, tiendas del sector de la telefonía móvil, ópticas, tiendas de deportes y de complementos, salas de juego y establecimientos de hostelería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos