Residentes y familiares de El Prado insisten en que necesitan médico los fines de semana

Recinto que ocupa la residencia de mayores El Prado. :: brígido/
Recinto que ocupa la residencia de mayores El Prado. :: brígido

Arfraprado dice sentirse «engañada» por el Sepad porque asegura que les prometieron también un terapeuta ocupacional

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Arfaprado, la Asociación de Residentes y Familiares de la Residencia de Mayores El Prado, dice que se siente «engañada» por el Sepad. «El pasado octubre aseguraron públicamente que a partir de noviembre la residencia tendría un terapeuta ocupacional y actualmente no se tiene constancia de ello. También, la directora del Sepad instó a la gerencia de Área de Salud de Mérida a estudiar la posibilidad de dotar de médico el centro los fines de semana y festivos. Pero hasta el momento la gerencia del SES no ha tenido el mínimo interés en estudiar la situación. Aplica la política de ninguneo y desgaste, continuando así con la discriminación de este centro respecto a otros de la región», indican desde la asociación.

Asimismo, señalan que los mayores de esta residencia «están abandonados por la administración pública autonómica. Nos convocan a reuniones, nos prometen para que nos callemos y no hacen nada. Es un abandono absoluto».

También declaran que les convocan a reuniones. «Nos prometen para que nos callemos y no hacen nada. Las instalaciones del centro tienen graves carencias y están abandonadas. Además hay falta de personal».

Por otra parte, anuncian que el próximo 26 de enero harán una exposición pública ante la Comisión de Sanidad y Políticas Sociales de la Asamblea. «Queremos dar visibilidad de forma detallada de todas las carencias en El Prado».

El pasado mes de octubre, la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales se hacía eco de estas quejas y señalaba a HOY que el centro residencial El Prado es un centro de gestión directa del Sepad, que atiende a 242 usuarios, 146 son personas autónomas y 96 se encuentran en situación de dependencia.

Ante la petición de la asociación de familiares de que se dote el centro de mayores con facultativos los fines de semana y festivos, aseguraba que se daba traslado de dicha petición al SES para que valorara la viabilidad de esta demanda.

También decía que el envejecimiento de los usuarios ha incrementado la carga de dependencia, por lo que se estudiaba contar con un terapeuta ocupacional. Explicaba que, para poder hacer realidad esto, sería necesario modificar los puestos de trabajo y que para noviembre podría estar ya en el centro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos