Nuevas barreras y más recogida de camalote

Tres embarcaciones trabajan ayer contra el camalote en Mérida. / J. M. Romero

CELESTINO J. VINAGRE y M. ÁNGELES MORCILLOMérida

La Confederación Hidrográfica del Guadiana inicia los trabajos de retirada del camalote tras la rotura el domingo de varias barreras por el aumento del caudal del río a su paso por tramos urbanos de Mérida, Badajoz y, en menor medida, Medellín. La retirada se está intensificando en la capital de Extremadura, donde el impacto del jacinto de agua es visible entre el puente Fernández Casado y el Lusitania, y, singularmente, en el canal del Guadianilla. En Badajoz, según la CHG, se está interviniendo en la margen derecha, a la altura del Puente Real.

En total, el organismo ha dispuesto hoy de un dispositivo de 90 personas, varias embarcaciones y una máquina anfibia para minimizar el impacto del desbordamiento del camalote, de un lado, y, de otro, iniciar su recogida.

En Mérida, donde los problemas causados por la planta invasora son los más evidentes, se está reponiendo la barrera que había para contener a esa planta invasora a la altura del club de piragüismo Iuxtanam.

El alcalde emeritense, Antonio Rodríguez Osuna, volvió a pedir que se destinen muchos más recursos para la extinción y erradicación del camalote. «Ha habido una falta de previsión y falta de planificación enorme total por parte de Confederación. Ellos sabían dónde estaban esas barreras puestas. Conocían que con estas precipitaciones y esta cantidad de agua podía pasar lo que ha pasado», incidió ayer.

«Esto se une al conocimiento que tenemos por parte de una de las empresas que está haciendo los trabajos de recogida del camalote de la desaparición de algunas brigadas en el entorno de Mérida. No se puede intentar erradicar una plaga como esta sin recursos suficientes y sin presupuesto. Además, se tiene que hacer de forma continuada», declara el alcalde de la capital extremeña.

Dijo que el problema es «exclusivo del Ministerio de Medio Ambiente y de la Confederación. Ni el Ayuntamiento ni la Junta tienen ninguna competencia y no tienen nada que ver. Por mucho que quisiéramos destinar recursos económicos a ello no podríamos hacerlo. La competencia del río, de las aguas, es de Confederación, Hay que poner ya la partida presupuestaria para erradicarlo totalmente», finalizó.

A pesar de que esta crecida ha arrastrado gran cantidad de camalote, Confederación del Guadiana explicó que por ahora no hay riesgo de que llegue a los canales de Lobón y Montijo ni alcance el tramo internacional gestionado por Portugal, cuyas autoridades ya han sido avisadas. Entre ayer y mañana a más tardar, «si el tiempo lo permite», indicó Martínez a HOY, se colocarán las barreras y se procederá a retirar la planta que ha pasado a las zonas urbanas.

El operativo está distribuido en Badajoz, con ocho equipos de embarcaciones, un equipo de maquinaria pesada y dos brigadas de tierra. También trabajan un equipo anfibio y ocho embarcaciones en Mérida y otro equipo de maquinaria pesada con el apoyo de cuatro embarcaciones en Medellín. Si las condiciones lo permiten, señala Martínez, el barco-cosechador trabajará en la zona del embalse de Montijo, como ya se ha hecho en otras ocasiones.

Respecto a las críticas, el presidente de la CHG las asume aunque no las comparte. «Estamos poniendo todo de nuestra parte desde hace años para hacer que el camalote no vaya a más en el río. La gente trabaja para ello. Otra cosa es la disponibilidad presupuestaria y los tiempos para adjudicar contratos».

La asociación Salvemos el Guadiana ha pedido a las administraciones que busquen soluciones conjuntas para erradicar el problema del camalote. El colectivo llama a la participación en la ruta reivindicativa que se celebrará el próximo sábado en Badajoz para exigir soluciones contra el camalote y el nenúfar mexicano y por una limpieza integral del Guadiana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos