Las nueva red de autobús reforzará las líneas hacia Carrión, El Prado y La Calzada

M. Á. M. MÉRIDA.

Las barriadas de La Calzada, El Prado y Carrión se beneficiarán del refuerzo de las líneas de autobús urbano y de la instalación de una nueva marquesina, como es el caso de La Calzada. El hospital también estará mejor conectado con el casco histórico, así como el centro de salud Mérida Norte.

Estas son algunas de las grandes novedades que incluye la reordenación del servicio de bus urbano, que entrará en funcionamiento en marzo. Así lo anunció ayer el concejal de Tráfico. Marco Antonio Guijarro dijo que se ha conformado «una nueva red más eficiente, económicamente hablando, y más eficaz para los usuarios. Sobre todo porque se disminuyen los tiempos de espera y se conecta mejor el centro con nuevas zonas y barriadas como las anteriormente mencionadas, además de eliminar duplicidades de líneas».

Tras la puesta en marcha de esta nueva red, la ciudad contará con 79 paradas. Según explicó Guijarro, de las que hay en la actualidad se van a eliminar cuatro. También se van a sustituir dos autobuses de los que prestan servicio ahora por otros dos nuevos. Con esta aportación a la flota actual, la ciudad contará en marzo con once vehículos, aunque solo ocho estarán disponibles. Mérida tendrá cuatro líneas y se estima que el tiempo medio por cada itinerario no superará la media hora.

Guijarro también explicó que uno de los motivos por los que se lleva a cabo esta reordenación del servicio es que, año a año, desciende el número de usuarios del bus urbano. «La mayoría de los vecinos solo usa este transporte para ir de las barriadas al centro o viceversa. Para poco más».

Para confeccionar esta nueva red de transporte en la ciudad se han implicado varias delegaciones municipales así como un comité técnico y la empresa Vectalia, que mantendrá las tarifas y bonos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos