La mujer apuñalada en Mérida anduvo varios metros antes de llegar al hospital

Restos de sangre en la Rambla Mártir Santa Eulalia/BRÍGIDO
Restos de sangre en la Rambla Mártir Santa Eulalia / BRÍGIDO

Todavía sigue ingresada en el centro sanitario con pronóstico grave, aunque no se teme por su vida

MARTA P. G.

El pasado miércoles, una mujer de 50 años fue ingresada en el Hospital de Mérida después de haber sido apuñalada en la Puerta de la Villa por otra mujer, según informa la Policía Nacional. El hecho tuvo lugar sobre las 19.15 horas y aunque no hay novedades en la línea de investigación, todo apunta a que fue un ajuste de cuentas.

Más información

Los testigos, pocos, por más que resulte una de las zonas más concurridas de la ciudad y más en la franja horaria en la que se cometió la agresión con arma blanca, señalan como lugar del ataque el escaparate de la tienda 'Game' que se ubica en la zona. Aun así los trabajadores del establecimiento recalcan que no vieron absolutamente nada. «Entró un hombre y dijo han apuñalado a fulanita, y se fue corriendo», informan. Tampoco observó nada ni el quiosquero ni el vendedor de cupones ni los responsables de la librería Cascón Chito, que se sitúan próximo al sitio en el que se produjo el enfrentamiento. Hasta el lugar no se trasladaron ni ambulancias ni agentes de seguridad ciudadana, lo que acrecienta aun más el desconcierto en cuanto al hecho.

Según ha podido saber este Diario, y tras cotejar la información con testigos directos, el motivo que explica el hecho de que no se formara un revuelo alrededor del apuñalamiento, como es de esperar en estas situaciones, tiene que ver con que la discusión que propició la agresión continuó metros más abajo, en la Rambla Mártir Santa Eulalia y a la altura de la zapatería Zambrano. En el suelo aún se pueden vislumbrar las manchas de sangre de la víctima.

Traslado en coche

Al parecer, una de las mujeres estaba acompañada de un hombre. «Los vi a los tres discutiendo y a la mujer herida llena de sangre por el brazo, y por el costado», recalca uno de los testigos. También que pasados unos minutos, la agredida y el hombre se montaron en un coche. La víctima, según las fuentes oficiales, presentó dos heridas de arma blanca en el costado. Todavía sigue ingresada en el centro sanitario con pronóstico grave, aunque no se teme por su vida. Por el momento no hay detenidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos