IU se muestra en contra del nuevo formato que tendrá la banda de música de Mérida

REDACCIÓN MÉRIDA.

Izquierda Unida-Mérida afirma que la solución propuesta por el gobierno local de sustituir los músicos profesionales de la banda municipal «por voluntarios es una forma de menospreciar la labor de la banda». Dice el concejal Álvaro Vázquez que «si bien podía ser discutible que se mantuviera en plantilla a doce músicos a los que se les pagaba por ensayar, la opción del gobierno se sitúa en las antípodas del respeto a principios básicos como la dignidad del trabajo y la profesionalidad». En este sentido, el concejal de Cultura, Antonio Sánchez Barcia, responde que se firmará un convenio o un contrato con la nueva agrupación y que en ningún momento será ilegal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos