El hombre fallecido en el incendio de Mérida vivía solo desde hace años

La Policía Nacional, en la casa del fallecido:: BRÍGIDO/
La Policía Nacional, en la casa del fallecido:: BRÍGIDO

Antonio Ramírez, de 78 años y natural de Sevilla, había sido militar y tenía una hermana en la capital hispalense

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Antonio Ramírez, de 78 años y natural de Sevilla, falleció este lunes en el incendio de su vivienda, situada en el número 52 de la calle Calvario y muy cerca al Acueducto de los Milagros.

Según las fuentes oficiales consultadas por HOY, y que han confirmado los bomberos del parque de Mérida, la muerte de esta persona ha sido producida por inhalación de humo.

Más información

Los hechos ocurrieron el lunes en torno a las 6.18 horas de la madrugada. El incendio se produjo en una vivienda ubicada en la planta baja de un edificio de dos pisos.

Los agentes de la Policía Nacional fueron los que evacuaron en primer lugar a una mujer de edad avanzada que vive en el piso superior. Esta vecina les informó de que en el bajo de su edificio residía un hombre. Los agentes decidieron entonces forzar la puerta de una patada. En el momento en que pudieron acceder al interior de la misma encontraron la vivienda llena de humo y en el pasillo el cuerpo sin vida de Antonio Ramírez. Según señalan los Bomberos del Parque de Mérida, su muerte ha podido ser causada por la inhalación de humo. Aunque la autopsia dirá exactamente las causas del fallecimiento.

Origen del fuego

Estas mismas fuentes también han explicado a HOY que el fuego se pudo originar en una sala de estar. Los primeros indicios, hasta que se haga una investigación más profunda, apuntan a que el origen del fuego pudo deberse a se prendiera una falda de camilla a causa de un brasero eléctrico y que, posteriormente, las llamas se extendieran a un sofá y a un sillón que estaban cerca de la mesa.

Según informan las mismas fuentes, las llamas no se propagaron a más habitaciones. En cambio, el humo afectó rápidamente a toda la casa, lo que ha provocado daños materiales. De hecho, desde fuera de la vivienda aún pueden verse los bordes de la ventanas negros por el efecto de las llamas.

Algunos de los vecinos de la misma calle han comentado a HOY que no se han enterado de que se había producido el incendio hasta que se levantaron por la mañana y salieron a la calle. «No hemos escuchado ni bomberos ni ambulancias ni nada. Debe haber sido todo muy rápido», indican.

Añaden que Antonio era natural de Sevilla y que la única familia que se le conoce ese una hermana, vive actualmente allí. Era exmilitar y, al parecer, vivía hace ya varias décadas en esta vivienda.

Era un hombre que no estaba mal de salud y que salía y entraba de su casa varias veces al día. Se relacionaba mucho con los vecinos, por lo que era muy conocido en la zona.

Fotos

Vídeos