Un estudio que ya abrió el debate en 2005

En diciembre de 2005, HOY publicaba que el arqueólogo e investigador Santiago Feijóo, que en ese tiempo coordinaba la excavación del convento de San Andrés, había abierto un debate científico al publicar las conclusiones de una investigación, que duró cinco años. Un estudio que rompía una de las grandes tradiciones como era el origen romano de la presa de Proserpina.

Su investigación defendía, como ahora, que la presa fue construida en época Alto Medieval, entre los siglos VIII y X, para lo que aportaba numerosos datos, fuentes bibliográficas y comparativas. Este trabajo, que ya protagonizó en su tiempo un encendido debate en los foros especializados de Internet, despertó el interés de la comunidad científica. Tanto, que el autor fue invitado a participar en congresos para explicar su tesis. Feijóo parte de la base de que era imposible que el Acueducto de Los Milagros, que surtía a una parte de la ciudad en época romana, captara el agua de un embalse, ya que hasta el siglo XIX los humanos no se abastecieron nunca de agua embalsada.

Fotos

Vídeos