El Consistorio sustituirá los 1.650 tubos de luz del puente Lusitania por ledes

Puente Lusitania, que une Nueva Ciudad con el centro de Mérida. :: j. m. romero/
Puente Lusitania, que une Nueva Ciudad con el centro de Mérida. :: j. m. romero

La Dirección General de Infraestructuras estudia su estado para ver las acciones de conservación que se podrían acometer

M. ÁNGELES MORCILLO MÉRIDA.

El Ayuntamiento, a través de la UTE Endesa Enel, tiene previsto mejorar la iluminación del Puente Lusitania. Va a cambiar las luces actuales por otras de tecnología led. Aprovechando que se van a llevar a cabo estos trabajos, también se mejorarán y cambiarán luces en otras partes de la ciudad, aunque por el momento no se han detallado aún cuáles son ni dónde están. Se persigue disminuir el impacto visual, el ambiental y, por supuesto, el consumo.

Así lo ha confirmado a HOY el concejal de Urbanismo. Rafael España indica que esta mejora «no costará nada al Ayuntamiento. Es una acción que se contempla dentro del contrato que tenemos con la empresa y que está en el convenio». Informa que se tiene previsto comenzar los trabajos en el mes de diciembre y finalizarlos, como muy tarde, en marzo del año que viene. La inversión rondará los 110.000 euros.

Pero esta no será la única acción que se lleve a cabo en este emblemático puente. La estructura, que fue construida en 1991 por el arquitecto Santiago Calatrava, cumplió el pasado 10 de diciembre 25 años construido sobre el río Guadiana a su paso por Mérida.

El concejal de Urbanismo señala que ya el año pasado, cuando tuvo lugar la reunión del Consejo de Capitalidad de Mérida, ya salió este tema como asunto de conversación entre el gobierno local y el autonómico. «Ya se habló de que a este puente le hace falta someterse a unas labores de mantenimiento que hace tiempo que no se llevan a cabo. Además de la sustitución de 1.650 tubos por perfiles led, se tiene que hacer una revisión integral de la estructura del puente y un adecentamiento del mismo. Estos trabajos corren a cargo de la Junta de Extremadura», explica el concejal.

Ya hay un proyecto

Para ello, además de una gran inversión económica, se necesita un proyecto que, prácticamente, ya está hecho. Este data de mayo de 2010 y se llama 'Mejora del Puente Lusitania de Mérida'. Está redactado por Miguel Ángel Bonilla.

Aquí, según España, están todas las directrices que hay que seguir para llevar a cabo la revisión y el mantenimiento de la estructura.

«La última vez que tuvimos conversaciones con la Junta sobre este tema fue hace cuatro meses. Y mucho más reciente, en la pasada reunión del Consejo de Capitalidad, hace varios días, también se tocó este punto», recordó.

Por su parte, la Dirección General de Infraestructuras informa a HOY que trabaja desde hace meses sobre varios de los puentes singulares de la región que son titularidad de la Junta de Extremadura. El objetivo que tiene «es valorar el estado actual de cada uno de ellos. Ver la necesidades de mantenimiento y conservación que podría acometerse desde esta Dirección General en el ámbito de sus competencias», informa.

En el listado de puentes se encuentran, entre otros, el Puente Real de Badajoz, el de la Autonomía, el puente Suspiro, Rodríguez Ibarra y el puente Lusitania. Sobre este último, indican estas mismas fuentes, ya ha habido conversaciones con el alcalde y el concejal de Urbanismo.

Este mismo incide en que el estudio que necesita este puente incluye la revisión de la estructura en general, comprobar el estado de los tirantes, revisar las barandillas afectadas por la oxidación... Además de una limpieza a fondo con la eliminación de grafittis y suciedad y, por supuesto, pintarlo completamente.

Fue en agosto de 1988 cuando se comenzaron las obras para construir esta obra de la ingeniería, que costó unos 1.200 millones de pesetas. Cinco millones de kilos de acero, 23.000 metros cúbicos de hormigón y 4.300 toneladas de hierro sustentan el puente, cuyo arco central tiene 250 metros de luz.

Fotos

Vídeos