Las colectas en los centros de salud no aumentan la donación de sangre en Mérida

Laboratorios del Banco de Sangre de Extremadura, situado en la carretera de Valverde. :: j. m. romero/
Laboratorios del Banco de Sangre de Extremadura, situado en la carretera de Valverde. :: j. m. romero

El director del Banco de Sangre de Extremadura, José María Brull, asegura que es muy complicado conseguir donantes nuevos

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Parece que en Mérida el mensaje no cala. Muchos vecinos permanecen impasibles ante la llamada que se hace desde el Banco de Sangre de Extremadura y de la Hermandad de Donantes de Sangre para que donen. Dar sangre, en definitiva, es dar vida.

La campaña que se puso en marcha el pasado 4 de mayo desde el Banco de Sangre de Extremadura no está dando buenos resultados. No se obtiene la cantidad que les gustaría. Aunque cuenta su director, José María Brull, a HOY por desgracia estos resultados «sí eran los esperados».

ÚLTIMAS COLECTAS

uCentro de salud Mérida Norte. 4 de mayo
65 bolsas. 7 de septiembre: 28
uUrbano I. Nueva Ciudad. 1 de junio
71 bolsas y 5 de octubre: 56
uUrbano II. San Luis. 5 de julio
46 bolsas
uUrbano III. Obispo Paulo. 3 de agosto
36 bolsas

Esta iniciativa consiste en la realización de colectas de sangre en los centros de salud de Mérida. El objetivo que se persigue es intentar mejorar el índice de donaciones en la ciudad, uno de los más bajos de la región. Esta recogida de sangre se lleva a cabo siempre los primeros jueves de cada mes.

La campaña se inició el jueves 4 de mayo con una colecta en el Centro de Salud Mérida Norte. Continuó en los meses siguientes en los otros tres centros de atención primaria de la ciudad. Y así sucesivamente. En las que ya se han llevado a cabo desde mayo, que han sido siete se han obtenido en total 302 bolsas, sin contar las de la última colecta que se realizó el pasado 2 de noviembre. «Los donantes habituales tienen el hábito cogido. Pero para hacer donantes nuevos hay que currárselo más. Y sin fondos, es francamente complicado», indica Brull.

Las colectas se realizan siempre por la tarde, de 17.30 a 21.30 horas. Esto facilita las donaciones a las personas que sólo puedan hacerlo en ese horario. Hay que recordar que por las mañanas los donantes pueden acudir al Hospital de Mérida o a las instalaciones del Banco de Sangre, en la carretera de Valverde.

Para apoyar esta iniciativa, la entidad se puso en contacto con los aproximadamente 1.000 donantes de sangre registrados en Mérida. Con esta medida esperaban incorporar a la donación a personas que, aunque desean serlo, no encontraban suficientes facilidades para ello.

Según datos del Banco de Sangre, durante los últimos cuatro años se han registrado en Mérida poco más de 2.100 donaciones, lo que representa una tasa de 9 donaciones por cada 1.000 habitantes. Es un cifra que dista mucho de la media regional. En el mismo período de tiempo, se registraron 44 donaciones por cada 1.000 habitantes.

Uno de los problemas del Banco de Sangre de Extremadura, según indica Brull, es que «no hemos sido capaces de crear la mentalidad de que esto no es un centro de salud. No es una institución sanitaria donde cuanta menos gente mejor. Al contrario. Las instituciones a veces no entienden que lo que se necesita aquí no es que la gente no venga porque eso significa que están buenos. Al contrario, los que están buenos son los que vienen aquí».

Almendralejo, una pasada

Indica además que la única ciudad de la región de la que Mérida es diferente es Almendralejo. «Este pueblo es una pasada con las donaciones que hace. Vamos 24 veces al año y sacamos entre 2.500 y 3.000 bolsas anuales. Ellos son los que nos llenan los depósitos en el mes de diciembre», resalta.

El director del Banco de Sangre también incide sobre la importancia de las donaciones de sangre y de que tienen que tener un flujo regular de esta. «Entre otras cosas, las plaquetas, uno de los componentes que sacamos de las bolsas de sangre que nos donan, duran cinco días, nada más. No nos sirve de nada tener almacenadas donaciones durante muchos días y luego estar otros tres sin poder sacar nada», dice.

El último centro de salud que ha acogido estas colectas es el Urbano II, el pasado 2 de noviembre.

Por su parte, el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Mérida, Miguel Ángel Alvarado, señala a HOY que la capital autonómica «es una ciudad muy difícil en la continuidad de las donaciones. Se moviliza mucho, muchísimo, en cuanto existe una alarma, pero la apatía en la continuidad es grande».

Asegura también que la campaña les pareció «una magnífica idea». «Compatibilizar los cuatro centros sanitarios con una salida mensual, que coincide con los primeros jueves de cada mes, siendo rotatorio, facilita mucho que los donantes de sangre de Mérida puedan hacer sus donaciones muy cerca de su residencia. Yo soy partidario de que esta campaña continúe y se mantenga a pesar de los resultados».

Más

Temas

Ses, Mérida

Fotos

Vídeos