CCOO, CSIF y UGT convocan una huelga en Vectalia para evitar el despido de 11 empleados

CCOO, CSIF y UGT convocan una huelga en Vectalia para evitar el despido de 11 empleados

La portavoz del gobierno local indica que harán todo lo que esté a su alcance para evitar que se eche a los trabajadores de sus puestos

M. ÁNGELES MORCILLO MÉRIDA.

La nueva red de transportes urbanos, que según ha anunciado el equipo de gobierno se pondrá en marcha en marzo, lleva consigo el despido de 11 trabajadores de la empresa Vectalia Emerita, actual concesionaria del servicio de transportes urbanos. Así lo confirman los sindicatos CCOO, UGT y CSIF.

Aseguran que, al mismo tiempo que desde el Ayuntamiento se presentaba «a bombo y platillo» la nueva red de transportes urbanos, Vectalia presentaba a la representación legal de los trabajadores la noticia de que va a despedir a 11 personas. «Esta es una de las consecuencias de la reestructuración de la líneas de transportes».

CCOO, CSIF, Y UGT afirman que se oponen a la decisión de la empresa del despido. «Al mismo tiempo, nos oponemos a la decisión de la reestructuración del transporte urbano en la ciudad, ya que ese es el verdadero motivo de la extinción de los contratos de estos trabajadores».

Los sindicatos afirman que la reestructuración lleva paralela estos despidos y la eliminación de varias líneas

Además, explican que la reestructuración planteada tanto por la empresa como por el Ayuntamiento «no va a mejorar el transporte en Mérida. Más bien sucederá todo lo contrario. Lo único que han hecho es eliminar líneas. Se quitarán autobuses que ahora están en circulación para realizar menos kilómetros. Sin embargo, los vehículos harán recorridos más largos, lo que va a hacer ineficaz el servicio».

Declaran los tres sindicatos que la realidad es muy distinta a la que ha presentado el Ayuntamiento en su planteamiento. Aseguran que el verdadero significado «es que se pasa de las 41.937 horas de trabajo a 24.60. Es ahí donde está la verdadera causa de los despidos».

Ante esta situación, las tres organizaciones sindicales convocan tres días de huelga. En concreto anuncian paros los días 20, 21 y 23 de febrero en la empresa Vectalia y para todos los servicios que presta tanto para el turno de mañana como para el de tarde.

«El despido anunciado tendrá su efecto el próximo 1 de marzo», dicen las organizaciones sindicales. Añaden que han comunicado que hay otras soluciones que se pueden abordar tanto por el Ayuntamiento como por la empresa.

«Estamos dispuestos a sentarnos en una mesa donde estén las tres partes, Ayuntamiento, empresa Vectalia y la tres organizaciones sindicales con los representantes legales de los trabajadores», indican.

Al mismo tiempo señalan que han pedido que se paralice la decisión del despido de estas 11 personas hasta que se estudien otras medidas que pueden ser más ventajosas tanto para el Ayuntamiento como para la empresa.

El gobierno local responde

Por su parte, la portavoz municipal, Carmen Yáñez, indica que la empresa no ha trasladado esta información al Ayuntamiento. «Desde el equipo de gobierno estamos frontalmente en contra de cualquier despido. Nosotros llevaremos a cabo todas las acciones y gestiones que estén en nuestra mano para evitarlo, como hemos hecho en ocasiones similares».

En cuanto a la reorganización de las líneas de autobuses, Yáñez declara que esto corresponde a la regularización de un contrato que firmó el PP en 2013. «No solo privatizó el transporte urbano. También los parkings, la grúa municipal y el suelo público incorporando la zona azul. Lo único que hace el equipo de gobierno es cumplir con la legalidad de un contrato».

Por otra parte, insiste que la regularización de las líneas se ha hecho contemplando un nuevo modelo que responde a las necesidades de la ciudad. «Es más eficaz y sostenible y da servicios a barriadas donde antes no llegaba el autobús como Carrión. También se tendrá una nueva parada en un lugar tan importante como es el hospital».

El equipo de gobierno insta a los sindicatos a reflexionar «sobre lo que hacen y dicen». Y añade que «los sindicatos apuntan donde no deben. Este gobierno siempre está predispuesto al diálogo y a disposición de los ciudadanos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos