El Ayuntamiento de Mérida gestionará los servicios del Hogar de Mayores de la Zona Sur

El Hogar de Mayores de la Zona Sur dependerá ahora del Ayuntamiento. :: brígido/
El Hogar de Mayores de la Zona Sur dependerá ahora del Ayuntamiento. :: brígido

El centro estaba siendo gestionado hasta ahora por Mensajeros de la Paz, una entidad sin ánimo de lucro

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

Desde que el Hogar de Mayores de la Zona Sur abriera sus puertas a comienzos de 2016, este centro ha pasado por varias vicisitudes, y también por varias manos o titulares.

Ahora, tras dos años gestionado por una entidad sin ánimo de lucro, concretamente Mensajeros de la Paz, el centro será gestionado por el Ayuntamiento.

A partir de ahora, según informan desde el Consistorio, será personal municipal el que se encargue de los distintos servicios y actividades que se ofrecen en el centro, tanto conserjes, como limpieza. Los monitores que imparten las distintas actividades y talleres que se desarrollan en el mismo también dependerán del Ayuntamiento.

El centro fue creado como un espacio de convivencia para dar un nuevo enfoque a los hogares de mayores

Este cambio de titularidad no restará servicios. Es decir, el centro seguirá ofreciendo los mismos que ofrece en la actualidad, según informan fuentes municipales.

En marzo de 2016, el Ayuntamiento anunciaba que Mensajeros de la Paz gestionaría el centro de día del hogar de mayores, adjudicándole los servicios de catering, podología, peluquería y cafetería.

Este hogar de mayores fue el centro de la polémica la pasada legislatura porque después de finalizar su construcción, tardó varios años en abrir sus puertas y ofrecer sus servicios a los vecinos de la ciudad. El equipo de gobierno (PP) y la oposición se echaban en cara sus responsabilidades en este tema.

La construcción del centro de día de la Zona Sur contó con un presupuesto de un millón de euros que fue aportado por Caja Badajoz.

El edificio nació como un proyecto pionero en el que participaban Caja Badajoz, el Ayuntamiento y la Consejería de Sanidad. En concreto, se pretendía dar un nuevo enfoque a los hogares tradicionales de mayores, por lo que además de un espacio de convivencia se planteaban servicios como talleres de terapia ocupacional y educación para la salud, atención podológica y comida a domicilio.

El centro se inauguró el 14 de marzo de 2011, pero tardó un mes en abrir y sin todos los servicios. Algunos salieron a concurso público, pero quedaron desiertos y no se llegaron a implantar.

Los vecinos de la Zona Sur, sobre todo dos de sus antiguos presidentes vecinales, Tomás Liberal, padre e hijo, lucharon por la apertura de sus puertas. Incluso pusieron en marcha una Plataforma Ciudadana, integrada por un grupo de personas que mostraba su disconformidad con lo que pasaba con el centro, que después de inaugurarse no se puso en servicio hasta años después.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos