Alumnos del instituto Extremadura de Mérida se forman para prevenir el acoso escolar

Los tutores son los alumnos de 3º A y del Programa de Mejora del Aprendizaje. :: j. m. romero/
Los tutores son los alumnos de 3º A y del Programa de Mejora del Aprendizaje. :: j. m. romero

El 28 de mayo ha organizado un acto para reconocer a los alumnos de tercero de ESO que han sido tutores de alumnos de primero

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

El instituto Extremadura de Mérida está llevando a cabo desde principio de curso el Programa TEI: Tutoría entre Iguales. Un programa de convivencia para la prevención de la violencia y el acoso escolar. «Una excelente estrategia para la mejora de la convivencia, el proceso de enseñanza y aprendizaje y el bienestar de la comunidad educativa». Así lo define una de sus coordinadoras, Mª Eulalia Prieto Castro, que durante este curso ha trabajado codo a codo con Maribel Gómez Palomo, que es orientadora y que es la otra coordinadora de este innovador proyecto.

Todos los centros educativos tienen la obligación de tener un protocolo de actuación en casos de acoso. Por eso, desde el año pasado la Consejería de Educación trata de que los centros además tengan un programa de prevención. El Extremadura es el primero junto con el Emérita Augusta en desarrollarlo en Mérida.

Este programa está dirigido al alumnado de 1º y 3º de la ESO, jóvenes que tienen entre los 13 y los 15 años y que proceden de diferentes localidades. Su objetivo es mejorar la integración escolar fomentando que sus relaciones sean más satisfactorias. Los alumnos de 3º son formados a inicios de curso y actúan voluntariamente como tutores de los alumnos que comienzan la escolarización en 1º de la ESO. «Realizan una gran labor interesándose por ellos durante todo el curso y mediando en las relaciones entre iguales que a diario pueden ir surgiendo. Se les forma en habilidades sociales que les permitan llevar a cabo actuaciones a lo largo del día a día de la vida del centro para mediar en situaciones y que no lleguen a más», explica.

El Instituto Emerita Augusta también solicitó la formación en el Centro de Profesores y Recursos

El objetivo es ayudar a los alumnos de 1° ESO que se incorporan al centro, facilitar su integración, mejorar la relación con los iguales, asumir valores y practicar habilidades que les sirvan en su vida diaria. Ellos se van a convertir en agentes dinamizadores del desarrollo del buen clima en el centro. También están en el programa niños del Programa de Mejora del Aprendizaje.

Actuar ante el acoso

Alos alumnos que participan en la actividad se les enseña qué es el acoso, cómo se puede detectar, cuál es el perfil tanto del acosado como del acosador, decirles cómo dar la voz de alarma, e incluso enseñarles cómo actuar ante una situación así.

Cada alumno de primero tiene asignado un tutor de tercero. A lo largo de todo el curso, en distintas sesiones de tutoría, se conciencia a las dos partes en el fenómeno del acoso a través de unas dinámicas que, llegados el caso, sepan poner en marcha.

Además de estas sesiones, se ponen en marcha otras de cohesión, que implican a los dos grupos y que fomentan su relación.

«Las sensaciones que tenemos son buenas y las que tienen ellos también. Este es el primer año en el que hemos conseguido que se ponga en marcha. Y por eso tenemos que reforzar los puntos fuertes y seguir resaltando que gracias a la implicación de alumnos es como lograremos nuestro objetivo. Los alumnos aprenden a mirar, aprenden a ver lo que sucede a su alrededor, se fijan en detalles que antes pasaban desapercibidos para ellos», indica, y añade que la intención es continuar con el proyecto, al menos, durante el próximo curso.

El centro solicitó la formación al Centro de Profesores y Recursos de Mérida, y allí se formaron tanto los profesores del Extremadura como del Emerita Augusta para llevarlo a la práctica en el presente curso.

Prieto explica que, a estas alturas del curso, los profesores del Extremadura se ponen en contacto con los profesores de sexto de Primaria de los alumnos que van a recalar en este centro y que proceden, no solo de Mérida, sino de pueblos cercanos. La intención es 'emparejar' de forma correcta al tutor con el niño que entra en el centro por primera vez. «En ese momento, ya los profesores nos dan pistas de niños con perfiles de acosadores y de acosados. Eso nos posibilita estar más pendientes de esas circunstancias».

Para reconocer la labor que han realizado los alumnos de 3º, el centro ha organizado un sencillo acto en el que se les entregará un diploma que acredite su labor. Será el día 28 de mayo, a partir de las 13 horas.

«Con un sencillo gesto, nuestros alumnos tendrán el reconocimiento que merecen, pues creemos que deben ser ellos los agentes dinámicos del cambio. Al acto están invitados los alcaldes de las localidades de procedencia del alumnado, Mérida, Mirandilla, Don Álvaro y Valverde de Mérida, que reconocerán el esfuerzo realizado, además de sus familias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos