El alojamiento para familias del hospital recibe unas 100 estancias en seis meses

Una habitación del Hostal Imperial, donde se alojan las familias de pacientes del hospital. :: j. m. romero/
Una habitación del Hostal Imperial, donde se alojan las familias de pacientes del hospital. :: j. m. romero

Desde que se creó este servicio, en octubre del año pasado, se han beneficiado de él 12 familias de pacientes de la UCI o de Prematuros

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

El Hospital de Mérida dispone de un servicio de alojamiento para familiares de pacientes que se encuentren ingresados tanto en la UCI como en la unidad de Prematuros. Desde que se puso en marcha, en octubre del año pasado, 12 familias de pacientes se han beneficiado de esta iniciativa. Una acción que se encuadra dentro del Plan de Humanización del Sistema Sanitario Público y que responde a situaciones concretas de pacientes que no podían estar acompañados por sus familiares.

El servicio consiste en alojamiento para familiares de pacientes ingresados en UCI o Neonatos. En estas dos unidades no se permite que los familiares acompañen a los pacientes, ya que estos se encuentran en situación de aislamiento.

Pueden solicitar este servicio los familiares de estos pacientes que se encuentren en circunstancias que les impidan desplazarse a visitar a su familiar ingresado, como falta de recursos económicos, medios de transporte o larga distancia hasta su domicilio.

El acuerdo suscrito contempla un máximo de 300 estancias a lo largo de un año a 33 euros por cada una de ellas

Este servicio se da en un hostal situado en la calle Calvario, el Hostal Imperial. El acuerdo con el establecimiento hotelero, según informa a HOY la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, tiene una vigencia de un año, por lo que finalizará el próximo otoño.

El importe del servicio lo abona la Gerencia del Área de Salud de Mérida. «El acuerdo se ha establecido por un máximo de días en cómputo anual que no se ha superado. En caso de que se superara, se valoraría restringir el número de noches por solicitante», indican.

Máximo de noches

El acuerdo suscrito contempla un máximo de 300 estancias a lo largo del año de vigencia, a un precio de 33 euros por estancia. Hasta el momento, en los seis meses transcurridos, «se han utilizado aproximadamente un tercio de esas estancias», según indica la Consejería.

Además, se concede un máximo de una habitación por paciente y por el momento no se ha estipulado un máximo de noches. «No ha sido necesario a la vista del uso que han hecho los beneficiarios. En función de la experiencia durante la duración del contrato se establecerán o no este tipo de limitaciones», explican.

Es el supervisor el que se pone en contacto con el alojamiento para informarle que va a alojarse en alguna de sus habitaciones el familiar o familiares de un paciente ingresado en la UCI o en la unidad de Prematuros del centro sanitario. Este también le facilitará al hostal los datos de dicho familiar para formalizar el permiso. Todo se gestiona a través del Servicio de Atención al Usuario (SAU) del hospital.

En septiembre del pasado año, la Gerencia del Área de Salud de Mérida hacía público el concurso para la concesión del servicio de alojamiento y traslado a familiares de pacientes ingresados en estos dos servicios. Un concurso dirigido a todos los establecimientos hoteleros.

Entre los años 2004 y 2009 el Hospital de Mérida disponía de dos pisos en alquiler, que se cedían en régimen de uso compartido a los familiares. Unos alojamientos en la calle Miguel Servet, a apenas 50 metros del hospital. Disponían de una instalación mínima para permitir una estancia agradable pero sin lujos innecesarios.

Este tipo de servicio, con distintas fórmulas, existe en los hospitales de la región que cuentan con UCI, excepto los hospitales de Coria, Navalmoral, Llerena y Zafra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos