Los afectados por el incendio de las Sindicales, en Mérida, son dados de alta

Estado en el que quedó el comedor de la vivienda./Brígido
Estado en el que quedó el comedor de la vivienda. / Brígido

El fuego que se declaró en una vivienda de la calle Albarregas ocasionó intoxicaciones por humo a las personas y acabó con la vida del perro de la familia

M. Ángeles Morcillo
M. ÁNGELES MORCILLOMérida

El incendio producido ayer por la mañana en una vivienda del número 4 de la calle Albarregas, en la zona de las Sindicales, se quedó al final en un susto. Un gran sobresalto para los vecinos de la barriada, pero, sobre todo, para los afectados por el fuego en su vivienda.

Cuatro personas resultaron intoxicadas por inhalación de monóxido de carbono en el incendio de la vivienda, situada en el primer piso. La peor noticia es que un perro de la familia afectada murió a causa del humo. Según los datos aportados por el 112 de Extremadura, a las 8.52 horas de ayer se recibió una llamada alertando de un incendio. Hasta el lugar se desplazaron varias dotaciones del Parque de Bomberos de Mérida, así como sendas patrullas de la Policía Local y Nacional, una ambulancia convencional y una Unidad de Soporte Vital Básico.

Más información

Fue necesario desplazar hasta las Urgencias del Hospital de Mérida cuatro personas, dos varones, de 44 y 25 años y otras dos mujeres, de 24 y embarazada, y 67 años respectivamente. A mediodía de ayer, según informa a HOY fuentes del SES, todos fueron dados de alta y en buen estado, sin datos de intoxicación importante.

Causado por un brasero

A falta de los datos que se concluyan de la investigación, según las primeras indagaciones, un brasero podría ser la causa del fuego.

Fuentes oficiales consultadas por HOY informan que la vivienda afectada está en el primero, donde vive un matrimonio joven, y que por efectos del humo también tuvo que ser atendida por inhalación de humo otra mujer que vive en el tercero.

También informan que uno de los policías locales que intervino en la atención a las personas tuvo que ser trasladado a observación. Allí se le aplicó un tratamiento por inhalación. Estuvo un par de hora con oxígeno para limpiar los pulmones de monóxido de carbono.

Debido al intenso humo, se tuvo que desalojar el edificio por precaución. Los bomberos ventilaron el piso afectado, metieron ventiladores y expulsaron todo el humo, según explican las fuentes oficiales consultadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos