Hoy

Adif destinará dos millones de euros a mejorar el acceso norte a Mérida

Vía convencional al norte de la estación de Aljucén, que será renovada con traviesas polivalentes. :: BRÍGIDO
Vía convencional al norte de la estación de Aljucén, que será renovada con traviesas polivalentes. :: BRÍGIDO
  • La entidad convoca un concurso para adquirir 22.000 traviesas polivalentes para la vía entre Aljucén y El Carrascalejo

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) invertirá más de 2 millones de euros en la mejora del acceso norte a Mérida para facilitar la circulación del tren de altas prestaciones, un proyecto que está previsto concluir en el año 2020.

La filial Adif Alta Velocidad ha convocado un concurso para el suministro y transporte de 22.000 traviesas destinadas a la renovación del tramo de vía convencional situado entre la estación de Aljucén y El Carrascalejo. El contrato consistirá en la fabricación, el acopio en fábrica, la carga, el transporte del material y, en caso necesario, la descarga en la zona de acopio que determine la dirección técnica de Adif.

El presupuesto asciende a 2,015 millones de euros (IVA incluido). El plazo de ejecución es de cuatro meses, en los que se solapará la construcción de las traviesas con el transporte del material a la estación de Cáceres, según recoge el pliego de condiciones.

Las traviesas serán de tipo polivalente, de modo que permitirán la instalación de vía tanto de ancho ibérico (1.668 milímetros) como de ancho internacional o estándar (1.435 milímetros). Para ello, cuentan con doble surco para colocar los elementos de sujeción del carril. La operación de desclavar y volver a clavar en la nueva disposición se realiza de forma sencilla, lo que en el futuro permitirá optimizar el gasto y aprovechar el resto de elementos.

Este tipo de traviesas son las que se están colocando en la plataforma de alta velocidad para la puesta en servicio de un tren de altas prestaciones en 2020. En concreto, se trabaja entre Cáceres y Mérida. En una primera fase se instalará vía en ancho ibérico, pero la previsión es pasar en el futuro a una doble vía electrificada de ancho internacional.

Para permitir el acceso a las estaciones actuales, será necesario adecuar unos ramales que comuniquen la línea de alta velocidad con la red convencional. En el caso de Mérida, la plataforma construida termina al noroeste de la localidad de Aljucén. El tren deberá continuar desde ese punto hasta la capital autonómica por la vía actual.

Adif ya ha ejecutado la renovación de unos cinco kilómetros de vía entre Mérida y la estación de Aljucén, situada en las inmediaciones de Esparragalejo, y de ahí a La Garrovilla, donde se enlazará de nuevo con la plataforma para permitir la conexión con Badajoz. De ese modo, ahora se intervendrá también entre ese apeadero y la localidad de El Carrascalejo, al sur de la población de Aljucén, para enlazar con el ramal norte.

AVE en Mérida

La conexión de la vía convencional con la plataforma de alta velocidad al norte de la capital autonómica se plantea en el kilómetro 17 de la línea Aljucén-Cáceres. Adif diseñó, e incluso adjudicó la obra, un ramal más cercano a Mérida en el kilómetro 3,25 de la citada línea. Sin embargo, no se ha ejecutado porque aún no se ha construido el futuro trazado del AVE a su paso por la ciudad.

Esta obra se retrasó debido a que había que definir la entrada a Mérida. Finalmente, se trazará una curva de 17,3 kilómetros de Aljucén a La Garrovilla para unir la plataforma ya construida.

Esta actuación se divide en dos tramos, San Rafael-Cuarto de la Jara y Cuarto de la Jara-Arroyo de la Albuera, donde se plantea el ramal definitivo de acceso a Mérida. Se adjudicaron entre finales de 2014 y principios de 2015 por 34,5 millones de euros. Sin embargo, problemas con las constructoras han paralizado el desarrollo de los trabajos.

El contrato del primer tramo ya ha sido resuelto y se prevé iniciar un nuevo concurso a finales de este año. En cuanto al trazado Cuarto de la Jara, Arroyo de la Albuera, Adif indica que hay un proyecto modificado en análisis y que por el momento no se plantea la rescisión. También añade que la obra se reanudó en marzo, pero ahora está parada por condicionantes medioambientales.