Hoy

El Coleccionista de Alegrías, comparsa ganadora en 2016, llega hoy al concurso

Un momento de la actuación de la comparsa Las Iguales. :: brígido
Un momento de la actuación de la comparsa Las Iguales. :: brígido
  • El fin de semana el horario del certamen se adelanta a las 19 horas para la semifinal del sábado

Esta noche llega la tercera semifinal, la última de las que comienzan a las 21 horas en el Palacio de Congresos de Mérida. El fin de semana el horario del certamen se adelanta a las 19 horas para la semifinal del sábado, la cuarta, y a las 18 horas el domingo, quinta y última.

Para abrir el concurso llega desde la vecina Calamonte la comparsa Mi Rinconcito. Le sigue en segundo lugar la chirigota de la ciudad Lady Trajín, tras la cual actuará la comparsa de Almendralejo A la aventura. Tras el descanso le toca el turno a la chirigota Los Pilinguis, de Mérida, que el año pasado quedaron en el segundo puesto de su categoría, a la que le seguirá El Coleccionista de Alegría, comparsa también de Mérida y que resultó ganadora el pasado año en la categoría de comparsa. Para cerrar la noche del viernes se subirán al escenario las integrantes de la chirigota Las Chiriteras, también de la ciudad.

La segunda de las semifinales, que tuvo lugar anoche en el Palacio de Congresos, volvió a calentar los motores del Carnaval Romano 2017. Con la actuación de las tres comparsas, Las Iguales, de Mérida, Los Peleones, procedentes de Fuente de Cantos, y Los que faltaban, de la capital autonómica, se demostró una vez más que las voces pueden ser un arma de sentimiento y emoción que, en más de una ocasión, provocó la ovación enfervorecida en las butacas del palacio.

Las chirigotas, con su guasa, su crítica social y su desenfado sacaron las carcajadas del público con chismes locales y alusiones a personajes de la ciudad y de fuera de ella. Para eso estuvieron muy bien en su papel las chirigotas Las Querubinas, de la vecina localidad de Calamonte, Ya no salgo más, de Mérida y que tienen el honor de haber actuado en el Teatro Falla de Cádiz, y Las Mimas, también de la capital autonómica.