Hoy

Sale a licitación la gestión de las pistas del Prado y La Corchera

fotogalería

Estado actual de las pistas de pádel del Prado. :: brígido

  • El adjudicatario tendrá que hacer, como mínimo, una inversión en ejecución de obra por un importe de 56.828 euros sin IVA

Una misma empresa será la que adecue, gestione y explote dos de las instalaciones deportivas más demandadas pero también más abandonadas y en peor estado de la ciudad, como son las pistas de pádel del Prado y las de la Corchera.

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicó ayer el anuncio de la concesión administrativa de estas instalaciones deportivas, cuyo plazo de presentación de ofertas comienza hoy y termina dentro de 30 días hábiles.

El adjudicatario que se quede con la gestión de estos dos espacios será quien tenga que realizar las obras de remodelación que se adjuntan en el pliego, así como las que proponga como inversiones adicionales para modificar y mejorar las actuales instalaciones, que están en un estado lamentable.

El canon anual propuesto por el Ayuntamiento, que es mejorable al alza, es de 22.099,58 euros, sin IVA, a abonar parcialmente desde la primera a la quinta anualidad y completos a partir de la sexta anualidad en adelante; y la inversión en ejecución de obras que deberá hacerse como mínimo es de 56.828,61 euros, IVA excluido, y que sustituye parcialmente al canon anual del primer al quinto año.

Se retiró la concesión

El pasado mes de septiembre, en una junta de gobierno, se acordó retirar la concesión y explotación de las pistas de pádel del Prado a la UTE a la que se le adjudicó en 2015 por parte del gobierno anterior. Además se le liquidó lo que debía, más 4.000 euros de fianza de garantía, por no cumplir lo estipulado.

Recuerda en ese momento la actual portavoz municipal, Carmen Yáñez, que el gobierno anterior adjudicó a esta empresa en mayo de 2015, la explotación de las pistas de pádel del Prado con un canon anual de 18.000 euros, durante 25 años. Se tenía que hacer una inversión mínima para la puesta en valor de dichas instalaciones.

Indicaba que aunque la empresa tenía un año para la ejecución de la inversión esta «no hizo absolutamente nada, ningún tipo de inversión ni mantenimiento de la instalación». Así, las pistas están actualmente destrozadas, el recinto desvalijado y sin poder ser usadas por los vecinos.

Como consecuencia de la situación, también se inició un expediente sancionador a la empresa por no haber pagado el canon que se le pidió y por no haber hecho ningún tipo de adecentamiento y mejora de la instalación como estaba estipulado.

Declaraba que la voluntad del equipo de gobierno era impulsar de nuevo esas instalaciones y se estudiaba qué fórmula se iba a utilizar para poder reabrirlas.

Justo hace dos años, el 14 de febrero de 2015, el Ayuntamiento volvió a sacar a licitación la utilización privativa de explotación de estas instalaciones. Así se publicaba en el (BOP) de ese día, donde se indicaba además que el canon mínimo anual se establecía en la cantidad mínima del 6% sobre el valor de las instalaciones, que se valoraban en 130.000 euros.

El importe mínimo de licitación era de 7.800 euros y se establecía un periodo de la concesión de 25 años.